BIODIVERSIDAD RÍOS

El Tajo se funde con la música para exigir conciencia ambiental en sus aguas

Fotografía cedida por la Real Fundación de Toledo. EFE

Rafa González .- Efeverde.- Cerca de 40 artistas participan en la elaboración de ‘Música por el Tajo’, un disco con el que pretenden “despertar conciencias” y dar visibilidad a los problemas ambientales que afectan al río más largo de España, a pocos meses de cumplirse los 50 años de la prohibición del baño en sus aguas.

Una campaña de micromecenazgo impulsada por la Real Fundación de Toledo ha conseguido recaudar casi 26.000 euros para financiar las grabaciones de 38 artistas diferentes, la edición de su música y la organización de un festival de presentación previsto para junio de 2022, ha explicado a Efe el director general de esta entidad, Eduardo Sánchez Butragueño.

La música es la mejor manera para canalizar nuestra lucha, transmitir sentimientos, llegar a todos los estratos de la población, lograr visibilidad y conmemorar los 50 años de prohibición” que se cumplirán precisamente el mes de junio del año próximo, ha indicado.

Sánchez Butragueño espera una “asistencia masiva al festival de presentación del disco” que se llevará a cabo en la ribera del propio Tajo en Toledo, donde “se bañaban los toledanos hasta 1972 y por donde hoy sólo circulan aguas fecales” debido al deterioro de sus aguas.

La contaminación y el Trasvase Tajo-Segura han acabado con la práctica totalidad de las especies autóctonas de peces, anfibios, moluscos y mamíferos” del río al “reducir sobremanera la diversidad ecológica” además de favorecer el establecimiento de especies invasoras”, se ha lamentado.  

Eduardo Sánchez Butragueño, director general de la Real Fundación de Toledo. EFE/ Imagen cedida

Desaparición de paisajes ligados al río

También han desaparecido muchos de los paisajes ligados al río “por la ausencia de un régimen natural que generaba ecosistemas ribereños en las zonas de inundación periódica desde tiempo inmemorial” y, a pesar de que este problema medioambiental constituye “un drama nacional de primerísima magnitud”, en España “no existe conciencia de su nivel de degradación”.

Sánchez Butragueño recuerda que la prohibición del baño en 1972 se debió al incremento de contaminación achacado al “entonces incipiente aumento de la industrialización de Madrid y la escasa depuración de los vertidos de esas industrias”, lo que llevó a convertir “un río generador de vida, ocio y orgullo cívico en una cloaca a cielo abierto, absolutamente insalubre” en muy pocos años.

Trasvase Tajo-Segura

La puesta en marcha del Trasvase Tajo-Segura en 1979 fue la puntilla para el río”, pues “hasta un 70 % del agua limpia de la cabecera fue sustraída”, de manera que el agua contaminada “no tiene la más mínima dilución con agua limpia, minoritaria con respecto al torrente contaminado que vierte el Jarama desde Madrid”.

Sin agua limpia tampoco hay un régimen natural propio del río, “que debería tener épocas de crecidas y estiajes, necesarios para los bosques de ribera y para muchas especies animales, inexistentes hoy en día.

Su caudal “mayoritariamente derivado al Levante para alimentar el monstruo de la agricultura intensiva, que también ha acabado con el Mar Menor”, ha llevado a convertir el Tajo en “un río fantasma” o un “río zombi” debido a “la infame calidad de aguas y escasísimo caudal” que contiene a día de hoy.

Esta situación ha generado que el Tajo “haya dejado de albergar vida, de generar oficios, costumbres, aprovechamientos, paisajes y toda una cultura de ocio ligada al río, hoy desaparecida”, ha insistido.

De hecho, ha pasado de ser “el origen y razón de ser de la ciudad de Toledo a suponer una pestilente realidad a la que los ciudadanos dan la espalda”, lo que supone un hecho “inconcebible en la España y la Europa de la emergencia ambiental, la sostenibilidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Un “clamor” contra la “degradación” del Tajo

El disco impulsado por esta fundación tiene por ello el objetivo de “demostrar a toda España que Toledo y toda la cuenca del Tajo son un clamor contra la degradación” del río, que exige “soluciones inmediatas”. EFEverde

 




Secciones: