Sustrai Erakuntza pide "menos declaraciones y más acciones"

sustrai erakuntza

Sustrai Erakuntza pide “menos declaraciones y más acciones”

sustrai erakuntza

Pamplona, (EFE).- La fundación Sustrai Erakuntza reclama "menos declaraciones y más acciones hacia el decrecimiento" ante la "emergencia climática".

A falta de unos días para la Huelga Mundial por el Clima, prevista para el día 27, Sustrai Erakuntza recuerda los proyectos que en Navarra “afectan negativamente al clima” por la generación de gases de efecto invernadero como consecuencia de la actividad económica “de este sistema hiper-consumista”, unos proyectos que “el Gobierno de Navarra impulsa, ampara o aprueba”.
Entre ellos cita en un comunicado el Tren de Alta Velocidad porque, más allá del coste económico, su construcción requiere materiales como el hormigón, un gran movimiento de tierras y la realización de túneles y viaductos, y su alta velocidad aumenta el consumo de combustible.
“Nada que ver, por lo tanto, con el tren convencional, público y social” que pide Sustraia Erakuntza, dice, y que califica de “vertebrador del territorio, defensor del medio rural y para la mayoría social”.
Critica también el Canal de Navarra aún en construcción por su coste de ejecución y mantenimiento, en total “2.000 euros el metros cuadrado”, y porque además del hormigón utilizado ahora se plantea también, según las alternativas, usar tubos metálicos enterrados.
En cuanto al pantano de Yesa, Sustrai Erakuntza afirma que su recrecimiento “está siendo una de las obras con mayor aumento de costes de la historia, dado que ya duplica lo que se presupuestó”, con el objetivo de triplicar la capacidad de almacenamiento, duplicar la superficie inundada y aumentar la de riego en 10.000 hectáreas.
“De este modo, en estas dos obras se superponen los efectos que aumentan las emisiones de GEIs producidos por las propias obras, a la contribución importante que producen los cambios en los usos del suelo”, subraya, y añade además que “la agricultura de regadío tiene una contribución muy importante al cambio climático, como también lo hacen las aguas embalsadas”.
Del mismo modo cuestiona las centrales térmicas de Castejón, “la mayor fuente emisora de CO2 de Navarra en los 3 últimos años contabilizados, según datos del Gobierno” y cuando “los tribunales han sentenciado en varias ocasiones que al menos una de ellas es ilegal y no tenía que haberse construido”.
“Pero el caso mas flagrante, y de mayor actualidad, es el de la empresa Magnesitas Navarras, Magna”, subraya la Fundación, y agrega que primero “trató de abrir una mina a cielo abierto” cerca de Zilbeti, dentro de la área protegida ZEC Monte Alduide, lo que fue “denegado” por los tribunales en 2017 pese al permiso del Gobierno foral, y ahora “pretende realizar otra mina similar en otro paraje de la misma ZEC, en Erdiz”.
A ello Sustrai Erakuntza suma que esta misma empresa ha pedido al Gobierno de Navarra permiso para la ampliación de su fábrica en Zubiri, para un nuevo horno de procesamiento del material, el tercero, y el Ejecutivo ya ha calificado el proyecto de “interés foral”.
Y al respecto asevera que la de Zubiri es una “de las 3 empresas que mas CO2 emite, junto a las térmicas de Castejón y Cementos Portland de Olazti” y según Ekologistak Martxan Nafarroa “la más contaminante del aire en Navarra, debido a la emisión que realiza de óxidos de azufre y nitrógeno, estos últimos considerados también como gases de efecto invernadero”.
“La única medida que puede contribuir a frenar los peores efectos del cambio climático es un cambio completo de modelo socio-económico, abandonando el consumismo y el capitalismo. Y urge que los gobiernos sean conscientes de ello y planifiquen democráticamente los cambios necesarios para ir en esa dirección”, concluye la Fundación Sustrai Erakuntza. EFE
rr

[follow id=”efeverde” size=”large” count=”true”




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com