Basque2016

Suscrita la Declaración Vasca, hoja de ruta para descarbonizar las ciudades

  • La declaración tiene como precedentes la Carta de Aaborg (1994) y los Compromisos de Aaborg (2004), y pretende sentar las bases del camino hacia la sostenibilidad de ciudades y pueblos

  • Los primeros ayuntamientos en suscribir simbólicamente la Declaración Vasca han sido Bilbao, San Sebastián y Vitoria

Suscrita la Declaración Vasca, hoja de ruta para descarbonizar las ciudades Mar Morales para @efeverde

Bilbao (EFEverde).- La VIII Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles ha suscrito hoy en Bilbao la "Declaración Vasca", que pretende convertirse en la nueva hoja de ruta para que los municipios de la Unión Europea avancen hacia la descarbonización y se preparen para afrontar las consecuencias del cambio climático.

Los primeros ayuntamientos en suscribir simbólicamente la Declaración Vasca han sido Bilbao, San Sebastián y Vitoria, seguidos de decenas de representantes de gobiernos locales europeos que están asistiendo al citado congreso.

La declaración tiene como precedentes la Carta de Aaborg (1994) y los Compromisos de Aaborg (2004), y pretende sentar las bases del camino hacia la sostenibilidad de ciudades y pueblos, reconociendo que para ello será necesario una inevitable “transformación tecnológica, socioeconómica y sociocultural”.

Su objetivo es crear “municipios productivos, sostenibles y resilientes” donde esté asegurada la calidad de vida de los ciudadanos, pero de tal manera que “se respeten los límites de los ecosistemas locales y globales, y los recursos naturales disponibles”.

La hoja de ruta cuenta con una decena de hitos para lograr su propósito, entre ellos el de descarbonizar los sistemas de energía y reducir el consumo total de este recurso; crear patrones sostenibles de movilidad urbana y accesibilidad; proteger y mejorar la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas, y reducir el uso de terreno no urbanizado.

Los municipios se proponen también proteger los recursos hídricos, la calidad del agua y del aire; adaptarse al cambio climático y reducir el riesgo de catástrofes; mejorar los espacios públicos para crear entornos de convivencia, seguros y dinámicos; o que haya viviendas suficientes y adecuadas para toda la ciudadanía.

Los dos últimos puntos de este decálogo abogan por garantizar la inclusión y la integración social de todos los estamentos de la sociedad, así como por fortalecer las economías locales y las oportunidades de empleo local.

Para apoyar y acelerar los objetivos de la Declaración Vasca, los municipios se comprometen, en el ámbito sociocultural, a desarrollar una cultura de la sostenibilidad basada en el acceso equitativo a los servicios, a implicar activamente a la ciudadanía, propiciar la innovación social y apoyar la economía compartida.

En cuanto a la transformación socioeconómica, apuestan por crear y cerrar las cadenas de valor local, aplicar ideas innovadoras de financiación, adquirir productos y servicios respetuosos con el medio ambiente y fomentar el desarrollo de la economía circular.

Respecto a la transformación tecnológica, pretenden utilizar la compra pública como instrumento para acelerar la introducción en el mercado de tecnologías sostenibles, plantar cara a la brecha digital en las sociedades locales y apoyar los estándares de datos de libre acceso.

La Declaración Vasca desarrolla los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por Naciones Unidas en septiembre de 2015, el Pacto Global de Alcaldes y Alcaldesas contra el cambio climático, y el propio acuerdo de lucha contra este fenómeno el pasado diciembre en París, y estará abierta desde hoy a la firma de líderes de ciudades y pueblos europeos. EFE

cam/jmv




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com