SUELOS DEGRADACIÓN

La degradación de los suelos se acelera en España

  • “Estamos observando -ha dicho- una reducción importante de las precipitaciones y eso está haciendo que el suelo se resienta mucho”.

La degradación de los suelos se acelera en España La sequía en el pantano leridano de Canelles. EFE/Laurent Dominique

EFEverde.- El proceso de degradación de los suelos en España se ha acelerado durante la última década, en especial por la creciente aridez climática y la presión urbanística, ha afirmado en una entrevista con EFE el presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, Luis Suárez.

Con motivo de la proclamación del Año Internacional de los Suelos 2015, una iniciativa con la que la ONU quiere concienciar sobre un uso más sostenible de este recurso crítico, Suárez ha alertado de que la erosión y la desertización del territorio español se está extendiendo lentamente del sur-sureste hacia el norte.

Históricamente, las regiones más afectadas por este problema han sido amplias zonas de Murcia, Almería y Alicante.

Al menos una cuarta parte de la biodiversidad mundial habita bajo nuestros pies, donde, por ejemplo, la lombriz de tierra es un gigante al lado de pequeños organismos como bacterias y hongos.

Estos organismos, incluidas las raíces de las plantas, actúan como los agentes principales que impulsan el reciclaje de nutrientes y ayudan a las plantas mejorando la ingesta de estos, contribuyendo a su vez a la biodiversidad por encima del nivel del suelo.

Junto a las inundaciones, -que suponen en España el 50 % de las pérdidas económicas causadas por desastres naturales-, el presidente del Colegio Oficial de Geólogos menciona la salinización de los acuíferos, la desertización y la erosión del terreno entre los principales problemas medioambientales del país.

A nivel mundial, un tercio de todos los suelos se degradan, debido a la erosión, compactación, salinización, agotamiento de la materia orgánica y nutrientes, acidificación, contaminación y otros procesos causados por prácticas insostenibles de gestión del suelo, según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Un centímetro de suelo puede tardar hasta 1.000 años en formarse, explica esta agencia de la ONU en la web que ha puesto en marcha con motivo de la celebración de dicho Año Internacional.

Foto de archivo. - Aspecto que presentaba esta mañana el embalse de Cecebre, en Cambre, donde se puede apreciar la sequía debido a las pocas lluvias caídas en la comunidad gallega. EFE/ Cabalar

Foto de archivo. – Aspecto de tierra seca en el embalse de Cecebre (Cambre). EFE/ Cabalar

“Es muy importante, ha manifestado Suárez, atajar esta lenta e imparable pérdida, porque sin un suelo sano se arrasa cualquier tipo de vida”.

“El suelo nos protege”, ha enfatizado en este sentido el experto, quien ha abogado por incrementar la concienciación de la ciudadanía para contribuir a la conservación del patrimonio natural y, por ende, que los poderes se sientan más obligados a actuar por la presión social.

Su preservación es el único camino para evitar la erosión, un proceso “muy peligroso” que una vez se produce tiene un “desarrollo exponencial”.

Además de la presión demográfica y urbanística, la degradación de los suelos tiene un claro enemigo en un clima mediterráneo que “cada vez es más árido” como consecuencia del cambio climático.

“Estamos observando -ha dicho- una reducción importante de las precipitaciones y eso está haciendo que el suelo se resienta mucho”.

En su opinión, uno de los modos más eficaces de luchar contra la desertización y erosión es combatir el cambio climático, reduciendo las emisiones contaminantes de CO2, el principal gas responsable del calentamiento de la temperatura del planeta.

En este año de celebraciones del Año Internacional, “lo más importante es la concienciación ciudadana, porque una persona informada es una persona que prevé problemas como la desprotección del suelo y sus consecuencias presentes y futuras”.

Según la FAO, los suelos sanos no solo constituyen la base para los alimentos, combustibles, fibras y productos médicos, sino que también son esenciales para los ecosistemas y desempeñan un papel fundamental en el ciclo del carbono, almacenando y filtrando el agua. EFEverde

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies