WWF VAQUITA MARINA

Solo quedan en el mundo 60 ejemplares de la pequeña vaquita marina

  • La vaquita marina (Phocoena sinus), el cetáceo más pequeño, es endémica de la parte más septentrional del Golfo de California

  • Ya en abril el presidente Enrique Peña Nieto anunció un plan de protección de este mamífero marino, que incluyó la prohibición de las redes agalleras por dos años y una compensación económica para el sector pesquero afectado

Solo quedan en el mundo 60 ejemplares de la pequeña vaquita marina Dos vaquita marina en alto peligro de extinción. EFE/WWF

EFEverde.- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) llamó hoy a detener la pesca ilegal del pez totoaba, responsable de la reducción de ejemplares de la vaquita marina en el Golfo de California.

“Si no detenemos la demanda de totoaba” (un mamífero marino de gran tamaño), cuya vejiga natatoria (buche) es consumida en China, “será muy difícil salvar a la vaquita marina”, el mamífero marino más amenazado del planeta, dijo el director de WWF México, Omar Vidal, en una rueda de prensa celebrada en la capital mexicana.
A pesar de que están prohibidas, los pescadores utilizan las redes agalleras o de enmalle para atrapar totoabas y, de paso, capturan a la vaquita marina, una especie de la cual solo quedaban 60 ejemplares al cierre de 2015, según el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (Cirva).
Dicha pesca es motivada por la elevada demanda del buche de totoaba en China, que a su vez ha generado un mercado negro que implica a ese país asiático, a México y a Estados Unidos.
Vidal indicó que organizaciones como Greenpeace han denunciado la venta del buche en mercados y restaurantes de regiones chinas como Hong Kong y Guangdong, donde es considerado un alimento de lujo.

Vaquita marina atrapada en las redes de pescadores del Mar de Cortés.

Vaquita marina atrapada en las redes de pescadores del Mar de Cortés. EFE/Omar Vidal/WWF

WWF reconoce que es decisión drástica  

Por ello, WWF pidió el cierre de pesquerías en la región, una decisión que si bien consideró “drástica” por sus implicaciones económicas y sociales, “vale la pena” no solo para proteger a la vaquita, sino los medios de vida de los pescadores a largo plazo.
Sobre la recuperación de la vaquita marina, dijo que se trata de una labor a largo plazo. Según Cirva, entre 2016 y 2050 la población puede aumentar a 250 ejemplares siempre y cuando no siga siendo atrapada incidentalmente.
WWF estimó el viernes pasado que si la población pasó de 97 ejemplares en 2014 a 60 en 2015, es decir, una reducción del 40 % en un año, “probablemente” de diciembre a mayo pasado descendió un 20 % más.

Pesca ilegal de totoaba

Recordó que en los últimos años las autoridades mexicanas aumentaron “significativamente” los esfuerzos para detener la pesca ilegal y descontrolada de totoaba, también en peligro de extinción y principal causa de muerte de la vaquitas.
En abril pasado, el presidente Enrique Peña Nieto anunció un plan de protección de este mamífero marino, que incluyó la prohibición de las redes agalleras por dos años y una compensación económica para las comunidades pesqueras afectadas.
Será “un pago justo por dejar de pescar y utilizar artes de pesca que no atenten contra la vaquita marina”, dijo entonces el mandatario, quien también anunció el reforzamiento de la vigilancia en la región y el fomento de formas de pesca sustentables, unas medidas que no se han llevado a la realidad.
La vaquita marina (Phocoena sinus) es endémica de la parte más septentrional del Golfo de California y el cetáceo más pequeño que existe. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com