MEDIOAMBIENTE RÍOS

Solo un 10 % de las masas de agua presentan un riesgo alto de impacto humano

Solo un 10 % de las masas de agua presentan un riesgo alto de impacto humano Foto: EFE/Raquel Manzanares. Vista del caudal del río Ebro a su paso por Logroño.

La mayor parte de las 804 masas de agua analizadas de la Cuenca Hidrográfica del Ebro (ríos, lagos y embalses) presentan un riesgo de incumplimiento de los objetivos medioambientales bajo o medio (el 84 % del total) y en 47 masas es nulo y solo un 10 % (83 masas) se encuentran en riesgo alto.

Así se recoge en el último informe sobre el impacto de la actividad humana en el estado de las aguas, el “Impress 2015”, elaborado por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y que se puede consultar a través de la web www.chebro.es y en el visor geográfico del portal SITEbro.

Este informe consiste en una evaluación de todas las formas de actividad humana que suponen una presión directa sobre cada masa de agua (desde los vertidos puntuales y la contaminación difusa, pasando por la presencia de especies invasoras o las alteraciones morfológicas o de los caudales naturales, entre otros) y con ello identificar los impactos que producimos.

Los impactos se califican a partir de los datos de Estado o Potencial Ecológico, Estado Químico y Zonas Protegidas de las redes de control del Área de Calidad de la CHE, mientras que el nivel de riesgo o de probabilidad de que una masa de agua incumpla los objetivos de la DMA, se obtiene combinando sus resultados de presión y de impacto, informan fuentes de la CHE en una nota de prensa.

Así, las masas de agua con riesgo nulo o bajo tendrán una alta probabilidad de cumplir sus objetivos medioambientales.

Más de la mitad de las masas de agua tienen diagnóstico positivo

Los datos indican que más de la mitad de las masas tienen un diagnóstico positivo, con impactos nulos o bajos y que un 84 % del total presentan un riesgo bajo o medio.

Las conclusiones sirven de referencia para redefinir los puntos de control en las redes de seguimiento del estado de las aguas, establecer programas de medidas que permitan alcanzar los objetivos medioambientales y también son una herramienta para fijar la periodicidad más conveniente para ese control.

El 40 % de las masas de agua superficiales analizadas presenta una presión nula y se alcanza el 86 % si se trata de aguas con media, baja o nula presión.

Sólo el 14 % del total presentan presiones altas, un porcentaje que se puede considerar bajo, y es cuatro puntos inferior al análisis anterior.

En los casos de presiones altas, el principal problema son las fuentes difusas de contaminación, la alteración de caudales y sobre todo, las alteraciones morfológicas.

Cuando se analizan las masas sobre las que se ha realizado un diagnóstico de estado (utilizando datos de los años 2010 a 2015), las presiones existentes presentan un impacto nulo o bajo en el 53 %, mientras que el 28 % de las masas recibe un impacto entre medio y alto.

La mayor parte de las masas de agua tienen un diagnóstico de incumplimiento de las normativas de riesgo bajo o medio (el 84 % del total) y 47 masas presentan riesgo nulo, mientras que un 10 % (83 masas de agua) se encuentra en riesgo alto.

Los tramos de cabecera suelen presentar riesgo nulo o bajo y aumenta en los tramos finales de los principales ríos, a medida que se aproximan al eje principal del Ebro o en tramos situados aguas abajo de zonas sometidas a importantes presiones.

Algunos ejemplos se encuentran en tramos de río con una mayor concentración humana (tramo medio del Ebro, tramos del Segre); aquellos con especial presencia industrial (Zadorra) o con una mayor presencia de actividad agrícola (tramos del Queiles, los Arbas y Jalón, entre otros). Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies