CONSERVACIÓN AVES

Solicitan la retirada de un fármaco mortal para los buitres

Solicitan la retirada de un fármaco mortal para los buitres

Más de 7.500 personas han suscrito ya una petición en la plataforma Change.org para solicitar a la Unión Europea que retire de la venta el diclofenaco, un fármaco antiinflamatorio de uso veterinario que puede causar la muerte a miles de buitres tanto en España y como en otros países de la UE.

La petición lanzada en esta plataforma digital  está avalada por expertos de organizaciones como SEO/BirdLife, RSPB o la Fundación Para la Conservación de los Buitres, que consideran que el uso de este medicamento puede causar la muerte en masa de los buitres europeos, algunos de ellos en peligro de extinción y de gran valor ecológico.

El diclofenaco es un fármaco que ha provocado la muerte de buitres en países como la India , Pakistán y Nepal; un desastre ecológico que amenaza ahora a Europa, según han informado estas organizaciones.

El diclofenaco ha sido autorizado para su uso en animales domésticos en Italia y en España, donde residen el 80 % de los buitres europeos, a pesar de que existen medicamentos alternativos.

Los buitres han sufrido durante mucho tiempo una opinión pública desfavorable en Europa. Sin embargo, en los últimos decenios ha cobrado valor el trabajo de “reciclaje ecológico” que realizan y su contribución para la salud y el bienestar de los ecosistemas, recuerdan en esta petición online.

Está contrastado que en la India el diclofenaco, al ser utilizado regularmente durante los años 90′ para tratar el ganado, quedaba en el cuerpo de los animales muertos que, al ser devorados por los buitres, acababan muriendo casi inmediatamente.

En sólo diez años, las poblaciones de buitres en estos países disminuyeron en un 99 %, con lo que algunas de las grandes aves más comunes y emblemáticas quedaron al borde de la extinción.

Esta situación condujo además a graves consecuencias en la salud humana, pues la excesivo disponibilidad de carroña provocó entre otras cosas la propagación de enfermedades como la rabia.

Gracias a los esfuerzos de la campaña de la RSPB y su socio SAVE, finalmente, el diclofenaco se prohibió en la India, que recuperó progresivamente la población del buitre.

En el caso de la UE, sus Estados miembros tienen la obligación legal de conservar los buitres en la legislación la Directiva Aves de la UE y de que los medicamentos veterinarios eviten los daños ecológicos.

Por ese motivo, señala la petición, se necesita una prohibición inmediata de este fármaco veterinario para proteger a los buitres europeos, entre los que en España están presentes el buitre negro, el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos.

Nuestro país acoge actualmente al 95% de las carroñeras europeas: 26.000 parejas de buitre leonado (Gyps fulvus); 1.600 parejas de alimoche (Neophron percnopterus); 2.000 de buitre negro (Aegypius monachus) y 125 parejas de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). EFEverde

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com