Sobrepesca, contaminación y especies invasoras, problemas del Mediterráneo

FONDOS MARINOS

Sobrepesca, contaminación y especies invasoras, problemas del Mediterráneo

Sobrepesca, contaminación y especies invasoras, problemas del Mediterráneo Foto de archivo : ecosistemas marinos.EFE/CSIC

La sobrepesca, la contaminación y la presencia de especies invasoras son las tres principales amenazas para los ecosistemas marinos del Mediterráneo, según ha explicado a Efeverde Marta Carreras, científica del Instituto de Estudios Oceanográficos (Oceana).

Las técnicas de sobrepesca y en especial la pesca de arrastre, que puede arrasar literalmente fondos marinos en profundidades entre 50 y 800 metros con estructuras muy pesadas como hierros o cadenas, es el más importante de estos riesgos aunque está prohibida en los ecosistemas de maërl y coralígeno desde 2006 por la normativa europea conocida como Reglamento del Mediterráneo.

El problema es hacer cumplir la ley: Carreras trabaja precisamente vigilando que se acate esta legislación y

Miembros de Greenpeace detectaron la presencia de buques pesqueros de arrastre faenando ilegalmente en las costas de Levante, cerca de Alicante. EFE

Miembros de Greenpeace detectaron la presencia de buques pesqueros de arrastre faenando ilegalmente en las costas de Levante, cerca de Alicante. EFE

parece muy sencillo, pero nos encontramos con que realmente es complicado que se cumplan las normativas establecidas” porque la normativa “únicamente está en el papel…, nadie comprueba que se esté cumpliendo”.

La excusa de las administraciones, según esta experta, es que “dicen que no hay un mapa que recoja exactamente dónde están los ecosistemas a proteger, pero los pescadores saben perfectamente dónde se encuentran, porque al sacar las redes ven las algas y las estructuras que forman estas especies“.

Normativa

El Reglamento del Mediterráneo recoge la necesidad de protección de unos ecosistemas que son “muy frágiles” y “fundamentales” para el ciclo de vida de diversas especies, incluyendo las de interés comercial “que también necesitan un lugar para reproducirse, alimentarse o encontrar cobijo”.

Hace unos días el Gobierno fijaba tres zonas concretas protegidas de pesca en Baleares después de años de lucha de Oceana por hacer efectiva la ley, por lo que “estamos muy contentos ya que se trata de zonas en las que está bien probado que existen estos ecosistemas, aunque es sólo un pequeño paso”.

Son dos montañas submarinas en el Canal de Mallorca, Emile Baudot y Ausiàs March, y otra al este de Cabrera, el Fort d’en Moreu.

Gestión eficiente

Carreras afirma que es necesaria una “gestión eficiente” de los fondos marinos que implique el uso de métodos de pesca menos agresivos, limitando la de arrastre a lugares no protegidos y en los que se demuestre que no hay un impacto importante, como fondos fangosos.

“También hay que regular la pesca artesanal y poner vedas en los lugares u momentos en los que se reproducen las especies”.

Contaminación

La foto muestra un coral en los mares de Tailandia.

Casi el 95 % de los corales sufren la amenaza de desaparecer como consecuencia de los impactos del cambio climático. La foto muestra un coral en Tailandia . EPA/UDO WEITZ

Respecto a la contaminación, el Mediterráneo está reconocido como uno de los mares más contaminados del mundo pero el litoral español puede salvarse de un peligro que se cierne ahora sobre las aguas españolas en el Atlántico, en el archipiélago canario, y es el de las prospecciones petrolíferas.

Las organizaciones ecologistas locales recibieron esperanzadas las declaraciones del presidente del Gobierno Mariano Rajoy la semana pasada cuando anunció que “no habrá ninguna prospección petrolífera” en Baleares si existe “el más mínimo indicio de que puedan generar el más mínimo problema en materia de medioambiente”.

Aún así le han reclamado que cancele definitivamente todos los proyectos al respecto antes de las elecciones autonómicas del año próximo.

Especies invasoras

Sobre las especies invasoras, Carreras achaca su presencia a posibles accidentes o bien a los transformaciones que a su juicio puede estar realizando el cambio climático.

“Es un problema de difícil solución, que requerirá más estudios para determinar las mejores estrategias a seguir”, advierte.

Esta especialista recuerda que estamos a tiempo de salvar los fondos marinos: “todavía no está todo perdido y el mar es un gran ecosistema que responde muy bien a la mínima mejora de gestión…, el mar es muy agradecido, pero hay que ponerse a trabajar ya.” EFE




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com