tortuga investigación

Siguiendo a la tortuga boba “Lola” vía satélite por el Mediterráneo

  • La tortuga “Lola” es el primer ejemplar de tortuga boba cuyo recorrido por el Mediterráneo podrá seguirse vía satélite.

Siguiendo a la tortuga boba Tortuga Boba en aguas de La Gomera

La tortuga "Lola" es el primer ejemplar de tortuga boba cuyo recorrido por el Mediterráneo podrá seguirse vía satélite, gracias al trabajo de un grupo de investigadores valencianos que quieren que su experiencia sirva para estudiar el comportamiento de esta especie en peligro de extinción.

“Lola” fue liberada en el mar el pasado 25 de marzo tras recuperarse en el ARCA del Mar del Oceanogràfic de Valencia y en el Acuario de Sevilla y su marcaje electrónico servirá como experiencia piloto para la suelta de otras ocho tortugas más prevista para finales de este próximo verano.

La ruta de “Lola”, una tortuga boba juvenil, puede seguirse a través de la página web del campus de Gandia de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y en Twitter con la etiqueta #tortugalola.

Se trata de un proyecto de marcado y seguimiento vía satélite de ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) que permitirá estudiar el comportamiento, uso del hábitat y supervivencia desde su nacimiento o durante periodos de rehabilitación.

El proyecto es posible gracias a la colaboración de investigadores del Campus de Gandia, el Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València, la Generalitat, el Departamento de Investigación del Oceanogràfic de Valencia y la ONG Xaloc.

El objetivo es saber cuál es el comportamiento de las tortugas, en grave peligro de extinción, las zonas que recorren y donde se concentran, ya que es clave para protegerlas, como marca una directiva europea.

El investigador del Campus de Gandía Eduardo Belda ha resaltado el “reto” que supone el marcaje electrónico de tortugas marinas infantiles, ya que tienen experiencia en marcado de aves y otras especies marinas como atunes pero es la primera vez que se marcará este tipo de animales.

Belda ha explicado a EFE que las marcas que instalan pesan 26 gramos y están alimentadas con placas solares, lo que va a permitir “estudiar por primera vez cuáles son las rutas de dispersión y el hábitat que usan las tortugas bobas nacidas en nuestras costas”.

“La tortuga boba no nidifica de forma habitual en España, se conocen tan sólo seis puestas en los últimos doscientos años”, ha apostillado.

Según el investigador, “esta es una oportunidad única para estudiar el comportamiento de la tortuga boba. Se sabe muy poco de la biología de esta especie durante sus primeros años de vida, los llamados ‘años perdidos'”.

El científico cree que probablemente las tortugas se desplazarán siguiendo las principales corrientes marinas de esta área del Mediterráneo y tenderán a concentrarse en lugares con elevada disponibilidad de su alimento.

“Si superan estos peligros pueden ser muy longevas y vivir hasta 60 años”, ha explicado y ha apuntado que es probable que estas tortugas mantenidas desde su nacimiento en el Oceanogràfic “vuelvan a las playas mediterráneas a desovar” porque regresan a poner sus huevos donde nacieron.

El estudio servirá también para evaluar el éxito del proyecto de cría en cautividad y permitirá conocer la supervivencia durante los primeros meses tras su reintroducción, el periodo más crítico.

En el mundo sólo existe, según los investigadores, otro proyecto que haya permitido marcar y seguir ejemplares tan pequeños de tortuga boba en su primer año de desarrollo, realizado en Florida.

La principal amenaza a la que se enfrentan actualmente estos animales son los seres humanos no por depredadores, sino porque interactúan con ellos, especialmente en la actividad pesquera.

“Si sabemos dónde están habitualmente, qué recorridos hacen, se pueden establecer estrategias de gestión para reducir su mortalidad accidental en pesquerías que disminuyan la captura accidental y la muerte de los ejemplares por las distintas pesquerías”, ha añadido.

Además de ayudar a conocer el comportamiento de las tortugas desde un punto de vista científico, el proyecto persigue contribuir a la divulgación científica y por ello todos los datos que aporta el transmisor pueden verse en la página web del campus de Gandia. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies