Aumentan las críticas a las autoridades por los incendios en Siberia

RUSIA INCENDIOS

Aumentan las críticas a las autoridades rusas por los incendios que arrasan Siberia

Aumentan las críticas a las autoridades rusas por los incendios que arrasan Siberia Foto de uso editorial cedida por Russian State Corporation Roscosmos. EFE/EPA/ROSCOSMOS

La superficie asolada por los incendios forestales en Siberia ha aumentado en decenas de miles de hectáreas en las últimas veinticuatro horas, según reconocieron hoy las autoridades, que han sido acusadas de manipular los datos sobre la magnitud del desastre y el éxito de los trabajos de extinción.

“En comparación con el día de ayer, hay cuatros nuevos focos, que ocupan una superficie de 25.000 hectáreas”, señala un comunicado del Ministerio para Situaciones de Emergencia ruso, citado por la agencia RIA Nóvosti.

Los descontrolados incendios forestales se desataron en la región de Irkutsk a finales de junio y rápidamente se propagaron por el resto del territorio de Siberia, amenazando con batir el récord de superficie boscosa quemada desde que existen las observaciones por satélite.

Más de 135 focos activos 

La nota ministerial refleja la situación en Irkutsk, donde se encuentra el lago Baikal y que es una de las más afectadas por los incendios, donde en la actualidad hay activos 136 focos, lo cual equivale a 675.488 hectáreas de bosque.

También han aumentado los fuegos en la vecina región de Krasnoyarsk, informaron las autoridades, donde la superficie afectada se incrementó anoche en 30.000 hectáreas, para situarse en 859.000 hectáreas.

El 90 % de los incendios, según Greenpeace, está en las llamadas “zonas de control”, áreas remotas donde las autoridades locales no están obligadas a intervenir para combatir las llamas.

Los incendios azotan 4,5 millones de hectáreas, según ecologistas

Según fuentes oficiales, estos territorios comprenden a día de hoy cerca de 2,4 millones de hectáreas.

Mientras, los ecologistas sostienen que la cifra real es mucho mayor y los incendios azotan 4,5 millones de hectáreas, un territorio similar al que ocupan países como Dinamarca o Estonia.

El portavoz de Greenpeace Rusia, Konstantín Fomin, comentó al respecto a Efe que la información sobre la disminución de la superficie azotada por el desastre no se corresponde con la realidad.

Fomin explicó que los ecologistas anteponen a las estadísticas ofrecidas por funcionarios datos de satélite, que “también son oficiales y son de libre acceso”.

Situación catastófica

A juicio de la ONG, durante las próximas semanas la situación en Siberia, “posiblemente, continuará siendo catastrófica”, debido a las condiciones climatológicas y a la fuerza y dirección del viento.

Los activistas urgen a las autoridades rusas a destinar mayores recursos a la extinción del fuego, revisar el alcance de las “zonas de control”, “decir la verdad a la gente” sobre la contaminación del aire por el humo y “ayudar a soportarla”.

La petición al respecto en la página de Greenpeace ya ha reunido más de 380.000 firmas.

La iniciativa señala que en algunas zonas consideradas despobladas en realidad “hay gente” a la que hay que salvar.

Yakutia, con la mayor superficie azotada

La mayor superficie azotada por incendios se encuentra en Yakutia, república situada en el Lejano Oriente de Rusia con una superficie varias veces mayor que la de países como España, pero una población de solo un millón de personas.

En Yakutia había aún este miércoles más de un centenar de focos y unas 915.000 hectáreas afectadas, según la agencia Interfax.

Debido a la gravedad de la situación, las autoridades declararon el estado de emergencia en cuatro regiones y enviaron al Ejército a sumarse a las labores de extinción.

De acuerdo con el Servicio Federal de Protección Forestal desde el Aire, durante las últimas veinticuatro horas fueron sofocados 47 incendios en un área de 3.614 hectáreas.

Preocupación en Siberia y el Lejano Oriente

No obstante, la situación en Siberia y el Lejano Oriente sigue siendo objeto de preocupación tanto de ecologistas como de ciudadanos.

Este martes centenares de habitantes de Novosibirsk, una de las mayores urbes de Siberia, salieron a la calle para protestar contra la negativa de las autoridades de destinar recursos a la extinción de incendios en la taiga, la mayor franja boscosa de este país.

Ante las críticas, la Fiscalía General rusa denunció esta semana que las autoridades de las regiones afectadas por los incendios han manipulado las estadísticas sobre la lucha contra el fuego, lo que la impedido una reacción adecuada de los servicios de emergencias.

Análisis del origen de los fuegos

El ente indicó que también la burocracia habría obstaculizado el envío de equipos para la extinción de las llamas en algunas zonas afectadas por los incendios.

Además, las autoridades anunciaron que investigarán las informaciones sobre el posible carácter intencionado de algunos fuegos, a fin de ocultar casos de tala ilegal de árboles.

A pesar de que los incendios en Siberia son habituales en verano, el desastre de este año ha adquirido una magnitud “planetaria”, opinan los ecologistas.

Para la diputada comunista Vera Ganzia, tamaña catástrofe en Rusia requiere de la inmediata intervención de sus dirigentes, incluido el presidente, Vladímir Putin, que deben “ponerse el traje ignífugo” y viajar a Siberia a apagar personalmente las llamas. EFEverde

Te puede interesar:

Los datos sobre los incendios en Siberia están falseados, según la Fiscalía rusa

Incendios en Siberia afectan a 4,5 millones de hectáreas, según Greenpeace




Secciones:            
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com