TIBURONES LIBRO

“Sharks”, un grito de socorro de los falsos villanos del océano

  • “Sharks” acerca a la belleza y a los movimientos de estos escualos y, a su vez, lanza un grito de socorro ante un futuro incierto: cien millones de ejemplares mueren cada año en manos de los hombres, que buscan sus aletas, hígado o branquio-espinas para fines medicinales y gastronómicos.

  • El número de personas fallecidas en el mundo por tiburones asciende a 6,3.

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

El fotógrafo Michael Muller ha buceado los océanos de todo el mundo durante 10 años para captar con precisión y cercanía a los tiburones y, de este modo, no solo mostrar su belleza sino desterrar mitos sobre un falso villano que necesita protección.

El resultado es el libro de gran formato “Sharks”, publicado en España por la editorial Taschen, en el que 162 imágenes inéditas acercan al lector a los movimientos y hábitats de los tiburones en aguas de México, Fiji, Sudáfrica, Bahamas o Estados Unidos.

La colección de fotografías incluye la primera imagen nocturna conocida de un gran tiburón blanco atacando en la superficie.

Este trabajo de Muller para organizaciones de defensa como WildAid y EarthEcho se acompaña de ensayos y artículos del escritor y líder ambientalista Philippe Cousteau -nieto de Jacques Costeau-, de la bióloga marina Alison Kock y del escritor Arty Nelson, junto a un apartado técnico donde se explica el complejo equipo empleado.

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

El fotógrafo patentó un montaje estroboscópico de siete bombillas y 1.200 vatios encerrado en plexiglás, desarrollado con tecnología de la NASA, y sin jaula.

No solo belleza, también sensibilización

“Sharks” acerca a la belleza y a los movimientos de estos escualos y, a su vez, lanza un grito de socorro ante un futuro incierto: cien millones de ejemplares mueren cada año en manos de los hombres, que buscan sus aletas, hígado o branquio-espinas para fines medicinales y gastronómicos.

El número de personas fallecidas en el mundo por tiburones asciende a 6,3.

En el libro, Philippe Costeau considera que los tiburones han sido muchas veces “malinterpretados”, pero se muestra esperanzado en que el singular foco de Muller permita entender su verdadera realidad e inspirar para reaccionar y actuar.

De los alrededor de cien millones de tiburones muertos anualmente, algunos son capturados de forma accidental por las redes de los pescadores, pero la mayoría lo son para arrancarles sus aletas, una de las razones que les está colocando en peligro de extinción.

Son utilizadas para cocinar la sopa de aleta, un plato tradicional chino con un precio que oscila entre los 60 y 325 dólares (54/296 euros) y que es símbolo de prosperidad y respeto, solo al alcance de unos pocos.

Cortar sus aletas, un triste y doloroso final 

Según cuenta en “Sharks” la bióloga Alison Kock, los pescadores cortan las aletas cuando el tiburón todavía está vivo, después lo tiran por la borda del barco y el animal se hunde hasta el fondo marino, condenándolo a una lenta muerte ya que sin aletas no puede nadar.

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

Otra de las causas del declive de estas especies es la pérdida de sus hábitats, por ejemplo los manglares que son ocupados por los desarrollos urbanísticos costeros o los complejos de acuicultura.

Se añade el impacto del cambio climático en los océanos, en los que los últimos informes científicos de Naciones Unidas apuntan a una creciente acidificación: algunos tiburones se adaptan y migran, pero otros no sobreviven.

El actor Ben Stiller aceptó el reto de nadar con tiburones 

En algunas de las fotografías aparece el único actor que aceptó finalmente la invitación de Muller de acompañarle en sus aventuras, el estadounidense Ben Stiller, que nadó junto a un centenar de tiburones y que rechazaba llevar consigo una cámara que le explicaron que no era para que hiciera fotos sino para ahuyentar con golpes a los escualos si sentían demasiada curiosidad.

En otras se observa al especialista Walter Bernardis ejecutando la técnica de la “inmovilidad tónica”, que consiste en sobrecargar los sentidos del tiburón de modo que se queda adormilado y, prácticamente, le acuna como a un bebé.

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

Foto de un tiburón. Michael Muller Editorial Taschen

El dominio de esta técnica conlleva años e incluso décadas de práctica y el fotógrafo prometió no divulgar cómo se ejecuta.

“Sharks” estará también disponible en una edición de coleccionista firmada y en dos ediciones de arte, cada una con una lámina firmada y numerada. EFE

msr




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies