Sexo sí, seguro también, ecológico mejor

Sexo sí, seguro también, ecológico mejor

Lo verde también se cuela en la cama y el sexo amigable con el medio ambiente comienza a ponerse de moda a juzgar por la cada vez más abundante oferta de juguetes ecosexuales.

Una bala vibradora que se carga con energía solar, lubricantes naturales con la certificación oficial de producto ecológico, vibradores sin pilas y dildos libres de ftalatos (un producto químico que resulta tóxico), son algunos ejemplos de este movimiento que quiere unir lo verde al sexo.

Las firmas industriales más reconocidas están “apostando fuerte”, aunque el consumidor va “algo por detrás”, ha indicado a Efe Sara Pérez, una de la socias de “Los placeres de Lola”, una tienda de juguetes eróticos pionera en sus propuestas y su forma de entender el negocio, con charlas y cursos variados.

Importada de Japón y con un precio de 41 euros, la bala vibradora es una de las últimas novedades de este, cuando menos, divertido mercado.

De todos estos productos “sostenibles”, el que se lleva la palma es un tipo de lubricante, compuesto en un 95% por ciento de ingredientes orgánicos y en el que no existe la práctica de testarlo antes en animales.

Este lubricante cuesta unos 18 euros el bote, frente a los 13 euros de media que valen los otros, fabricados con glicerinas y siliconas.

Casi todos se pueden encontrar por internet, como el denominado “Earth Ángel”, un vibrador ecológico, fabricado en Irlanda, sin pilas.Según la publicidad está fabricado en plástico reciclable.

Su distribuidor por internet se encarga también de recoger los “juquetes antiguos” y gestionar los residuos.

Algunas organizaciones ecologistas también se han subido al carro de lo verde en el sexo.Sin ir más lejos, Greenpeace- México fue pionera en estas lides al publicar hace tres años el decálogo del sexo ecológico.

La guía se presentaba en internet con el lema “Ser verde nunca había sido más erótico” y entre las recomendaciones más elementales incluía un “apagado de luces”.

Entre sus propuestas figuraba el apoyo a comunidades productoras de jabones biodegradables con aromas que enciendan la pasión en sustitución del consumo de ostras y mariscos “que están -decían- desapareciendo de los océanos.

En su consejo:”Frutas de la pasión..libres de OGM”, la citada organización invitaba al usuario a consumir frutas, como frambuesas o cerezas, de cultivo orgánico, libres de transgénicos y pesticidas.

Con “esclavo de la pasión, no del sexo”, Greenpeace- México advertía del riesgo de usar juguetes sexuales fabricados con Policloruro de Vinilo (PVC), un material, decía, que genera “algunos de los químicos más tóxicos que existen, como las dioxinas”.

Como se ve, cuidar de la tierra también resulta de lo más entretenido.EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies