SUCESOS INCENDIOS

Seseña intenta recuperar la rutina preocupados por la calidad del aire

  • Seseña intenta recuperar la rutina preocupados por la calidad del aire

Seseña intenta recuperar la rutina preocupados por la calidad del aire Unidad móvil para el control de la calidad del aire en Seseña. EFE/Ismael Herrero

EFEVERDE.- La mayoría de colegios de Seseña (Toledo) han vuelto a abrir sus puertas; hoy ya es día laborable en el municipio y los vecinos intentan recuperar la normalidad, pero la nube de humo por los neumáticos quemados sigue siendo visible y es notoria la preocupación por la calidad del aire.

A primera hora de la mañana, a las puertas de los centros educativos de la localidad, padres, madres y alumnos mantienen el mismo tema de conversación: el incendio originado hace cinco días en el cementerio de neumáticos más grande de Europa, ubicado en su pueblo.

“Espero que los niños no salgan al recreo”, afirma la madre de un alumno del colegio Fernando de Rojas de Seseña Nuevo, pero la que le acompaña le contradice y replica que los niños tienen que jugar en el patio porque no puedes tenerlos sentados en el aula todo el día.

El mismo tema de conversación, la diferencia de opiniones sobre cómo se ha originado el incendio, sobre cómo se está apagando o sobre si es peligroso o no respirar el aire también llega a las calles del municipio, a los supermercados y a los bares.

Cinco días después de originarse el fuego, la urbanización El Quiñón, la más próxima al suceso, ha vuelto a recuperar actividad. Muchos de sus vecinos volvieron ayer por la noche tras pasar varios días fuera de casa aprovechando que ayer fue festivo en el municipio.

El bar “El Padrino” de El Quiñón solo echó el cierre el sábado, y el domingo volvió a subirlo y a sacar la terraza: “A la gente le gusta sentarse fuera”, dice el propietario. Y uno de los clientes añade que “hay que tener sillas fuera para poder fumar”.

En las calles de esta urbanización, construida por Francisco Hernando “El Pocero”, hay presencia continua de coches de la Guardia Civil y por las calles pasean tantos vecinos con mascarillas como sin ellas.

A 25 grados y con olor a humo

Esta mañana, se han alcanzado los 25 grados y podía olerse el humo en función de cómo soplase el viento.

El colegio de esta urbanización ha sido el único que hoy ha permanecido cerrado y, por este motivo, también podían observarse por las calles a niños jugando con los patines, con las bicicletas o paseando a los perros.

Otros, sin embargo, siguen fuera con los abuelos, como la hija del propietario de otro de los bares de El Quiñón, que ha tomado la decisión que la niña no vuelva hasta el próximo lunes aunque el Gobierno de Castilla-La Mancha autorice la apertura del colegio antes.

No obstante, no perderá temario, pues a última hora de la mañana, el conserje del colegio ha colocado un comunicado de la Dirección del centro en el tablón para informar de que “durante esta misma semana, en caso de apertura, se procederá a realizar actividades de repaso. En ningún caso se avanzará temario”.

Ataviada con mascarilla, una trabajadora del servicio municipal de limpieza, que barre las calles de la localidad, dice que a veces le “pican los ojos y se le irrita la garganta, según el aire que haga”.

Hoy han instalado dos nuevos medidores de aire en El Quiñón, uno en el colegio de la urbanización, que se suman al instalado ayer y que aportarán datos en tiempo real de la calidad del aire.

A media mañana, el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha pedido al Gobierno de Castilla-La Mancha que informe con precisión sobre estos datos y sobre si el aire no supone riesgo de salud para la población.

También ha hablado de la carta que envío diez días antes del incendio al presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, para manifestarle su preocupación por el cementerio de ruedas, lo que hoy ha centrado la polémica política sobre el suceso.

Velázquez ha asegurado que esa carta, enviada el 2 de mayo, era “una última llamada de auxilio a la Junta para que colaborara en la solución del problema”, mientras que el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, ha resaltado que les resulta “sorprendente” que horas antes de un incendio “provocado” el alcalde mandara la misiva.

Mientras, cuatro dotaciones de bomberos de Castilla-La Mancha y de la Comunidad de Madrid trabajan en la extinción del incendio, que aún se prolongará durante varios días. EFEverde




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies