EEUU SEQUÍA

La sequía en Estados Unidos deja los embalses en mínimos históricos

El embalse Mead, en Nevada (EE.UU.) en 2014. . EFE/JIM LO SCALZO/ARCHIVO

El lago Mead, el mayor embalse de Estados Unidos, por volumen, se encuentra en el 35 % de su capacidad, su nivel más bajo desde su creación en la década de 1930, según los últimos datos de la Oficina de Reclamación estadounidense (USBR, en sus siglas en inglés).

Embalses bajo mínimos históricos por la sequía

Este lago, unos 48 kilómetros al sureste de Las Vegas (Nevada, EE.UU.), entre los estados de Nevada y Arizona, está situado en el río Colorado.

Precisamente, el Gobierno de Estados Unidos declaró este lunes que el río Colorado sufre escasez de agua por primera vez en su historia, lo que provocará cortes obligatorios en el consumo de agua para algunos estados el sureste del país.

Según el Servicio Estadounidense de Parques Nacionales, el lago Mead proporciona agua a aproximadamente unos 25 millones de personas en Arizona, Nevada, California y México.

El lago Powell, que también se nutre del río Colorado y es el segundo embalse más grande del país, registró recientemente un mínimo histórico al bajar su nivel hasta el 32 % de su capacidad total.

Reducir el consumo de agua

“Dada la sequía histórica en curso y las condiciones de baja escorrentía en la cuenca del río Colorado, las descargas de agua de las presas Glen Canyon y Hoover se reducirán en 2022 debido a la disminución de los niveles de los embalses”, dijo la USBR en su último informe.

Por estados, Arizona verá una reducción del 18 % en el suministro total de agua procedente del lago Mead a partir del 1 de enero de 2022, una medida que afectará principalmente a la agricultura de esa región sureña.

Nevada, por su parte, verá su consumo de agua aminorado en un 7 %, aunque el Gobierno estatal ya había tomado medidas en esa dirección anteriormente.

California no sufrirá recortes de consumo agua de manera inmediata.

Por otro lado, México, país vecino, verá reducido el caudal del río Colorado, según el tratado firmado en 1944 entre ambos países.

La zona oeste de Estados Unidos sufrió a principios de verano una ola de calor histórica en plena sequía con temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com