AVES GATOS ASILVESTRADOS

SEO/BirdLife advierte de que los gatos asilvestrados son un peligro para la avifauna

  • La presencia de vagabundos no es compatible con la conservación de las especies amenazadas

SEO/BirdLife advierte de que los gatos asilvestrados son un peligro para la avifauna Un gato callejero ha cazado una rata. EFE/Rungroj Yongrit

EFEverde.- La organización conservacionista SEO/BirdLife ha insistido hoy en que es preciso controlar la presencia de gastos asilvestrados y vagabundos en las islas canarias porque son un peligro para la avifauna, y precisa que en ningún caso se trata de sacrificarlos.

En un comunicado, SEO/BirdLife indica que los gatos asilvestrados con un grave peligro para las poblaciones de aves y para otros grupos de fauna del archipiélago, como son los reptiles endémicos, entre los que están los lagartos gigantes.

Explica que las aves marinas y varias especies endémicas como las palomas rabiche, el pinzón azul de Gran Canaria o la tarabilla canaria están entre las especies de aves más sensibles a esos depredadores introducidos en Canarias

SEO/BirdLife dice que la introducción de especies exóticas en lugares ajenos a su distribución suele ocasionar un grave impacto negativo sobre las poblaciones de animales nativos y sobre la estructura de las comunidades de las que forman parte.

Ese impacto es mucho mayor cuando la introducción se produce en islas oceánicas, como el archipiélago canario, y así, añade SEO/BirdLife, hay multitud de ejemplos en los que la introducción de especies en otros archipiélagos ha llevado a una reducción alarmante de la población, e incluso a la extinción de las especies endémicas, siendo las aves un claro exponente.

Comen aves y reptiles

De las más de treinta especies de vertebrados terrestres introducidos en Canarias, los gatos asilvestrados constituyen uno de los máximos exponentes de amenaza para la avifauna canaria, al afectar a especies endémicas como las paloma rabiche y turqué, el pinzón azul de Gran Canaria, la tarabilla canaria y muy especialmente a las aves marinas (pardelas, petreles y paíños), señala.

Ejemplar de petrel de Bulwer.

Ejemplar de petrel de Bulwer. EFE/Beneharo Rodríguez

Además, según SEO/BirdLige, varios estudios de dieta de gatos en Canarias demuestran que los reptiles forman parte importante de la dieta, con una frecuencia de aparición de hasta casi el 75% , lo que aumenta cuando escasean presas como el conejo.

Comenta que algunos ejemplos ilustrativos se han dado en el Islote de Lobos (Fuerteventura), donde se han encontrado los restos de más de doscientas cuarenta alas de paíños, además de otras tantas de petrel de Bulwer y pardela chica depredados por gatos.

En La Graciosa han aparecido más de 120 alas de petrel de Bulwer, además de otras especies como paíño pechialbo y petrel europeo el pasado verano de 2014; todas estas aves habían sido depredadas por gatos que merodeaban por zonas donde criaban estas aves marinas.

Regular la entrada de especies exóticas

SEO/BirdLife insiste en que es preciso regular la entrada de especies exóticas, así como controlar o erradicar aquellas especies que suponen un peligro grave para las autóctonas.

Así, dice que en aquellos espacios donde se han detectado casos de depredación sobre poblaciones de aves, las administraciones deben llevar a cabo programas de control que impidan esos daños, a la vez que campañas de información y sensibilización entre la población sobre la amenaza potencial que suponen para la fauna autóctona.

En el caso de las mascotas, deben permanecer bajo el control de sus dueños, de modo que no produzcan daños a la biodiversidad, máxime cuando en la legislación canaria existe una prohibición expresa en cuanto a la introducción de estas mascotas en el medio natural, explica SEO/BirdLife.

Esta organización señala que la presencia de gastos asilvestrados o vagabundos en lugares importantes para las aves y otros grupos de fauna amenazados, como es el caso de los lagartos gigantes, no es compatible con la conservación de las especies amenazadas y contraviene la legislación.

De manera que las poblaciones de gatos asilvestrados deben ser controladas mediante su captura y posterior manejo o traslado, siguiendo la normativa legal al efecto, para garantizar su erradicación en estos islotes, añade.

La erradicación en el medio natural de las poblaciones de gatos asilvestrados en Canarias, y más concretamente en La Graciosa, se refiere a su desaparición en estado silvestre, pero en ningún caso se ha propuesto su sacrificio, destaca SEO/BirdLife. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies