GRANADA TERREMOTOS

Los seísmos en Granada se amplifican por su situación geográfica, según IGME

Mapa de la subsidencia potencial de la Península ibérica. IGME

GRANADA TERREMOTOS

Madrid, 27 ene (EFE).- La intensidad de los terremotos acaecidos los últimos días en Granada y su área metropolitana se amplifica por su situación geográfica sobre un gran relleno de depósitos cuaternarios con un nivel freático bastante elevado, según ha explicado Raúl Pérez, científico titular del Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

En una entrevista con EFE, el científico titular del IGME, ha afirmado que “se están produciendo muchos terremotos pequeños que en condiciones normales no se sentirían”, y que estos, junto a sus hermanos mayores, están siendo causados por alguna de las cuatro fallas paralelas bastante cercanas entre sí situadas entre Sierra Elvira y las localidades de Atarfe y Pinos Puente.

Estas áreas, junto con el municipio de Santa Fe y el noroeste de la ciudad de Granada están siendo testigos directos de hasta 320 seísmos en los últimos meses, según los datos facilitados por el IGME.

En la noche de ayer, se registraron tres terremotos de una magnitud superior a 4 y otros tres de magnitud superior a 3, siendo Santa Fe el municipio donde se vio una mayor intensidad con 4,5 grados en la escala Richter.

SITUACIÓN GEOGRÁFICA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Este “enjambre” de terremotos de baja intensidad, según lo ha denominado Raúl Pérez, dista mucho de ser un terremoto tectónico de gran magnitud debido a que Granada, así como la Península ibérica, no se encuentra sobre una zona de límite de placas, sino que está “condicionada tectónicamente” por empujes que vienen del norte por los Pirineos, del sur por la placa Africana y del oeste por la separación de las placas de la dorsal mesoatlántica.

Según el científico del IGME, aunque estos seísmos no se registren en zonas de límite de placas, los movimientos entre unas y otras son el “motor inicial” que provoca que se acaben disparando las fallas, sobre todo en las zonas interplacas, aquellas más próximas a los límites de placas, que es donde se están dando los actuales terremotos.

De esta manera, a lo largo de toda la zona sur de la Península ibérica, especialmente en las zonas cercanas a Almería, Málaga o Granada, se distribuye toda una red de fallas que “pueden tener capacidad de disparar un terremoto de magnitud 5”, según Raúl Pérez.

En cuanto a la relación entre magnitudes de terremotos, Raúl Pérez ha afirmado que esta es logarítmica, por lo que muchos terremotos de magnitudes pequeñas prácticamente no sirven para igualar a uno de mayor intensidad.

Anteriormente, en la misma zona se han detectado terremotos bastante similares a los de ahora, y con mayor magnitud, como el que tuvo lugar en Pinos Puente en 1806 con una intensidad de 5,3 grados; sin embargo, desde el IGME afirman que no se puede saber cuando se va a producir uno nuevo. EFEverde.




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com