La sede de Greenpeace en Madrid, premiada por su reforma sostenible

EDIFICACIÓN SOSTENIBLE

La sede de Greenpeace en Madrid, premiada en París por su reforma sostenible

La sede de Greenpeace en Madrid, premiada en París por su reforma sostenible Logotipo de Greenpeace

El proyecto de rehabilitación para la sede central de Greenpeace España en Madrid ha recibido este lunes en París, durante la feria de construcción Batimat, el Gran Premio Internacional de Renovación Sostenible de los Green Solutions Awards 2019.

El jurado, conformado por ocho expertos internacionales en materia de construcción y urbanismo sostenible, ha elegido el proyecto de renovación de la sede de Greenpeace como ganador entre los 14 finalistas de distintos países del mundo.

En el fallo se ha valorado “muy positivamente” el compromiso del proyecto (realizado por el estudio madrileño Satt Arquitectura) con la sostenibilidad a través de las distintas características que hacen de este edificio una oficina ecológica, destaca Satt en un comunicado.

Entre otras, han subrayado la eficacia de las medidas adoptadas en la construcción del edificio para reducir su huella de CO2.

El diseño de la oficina de Greenpeace, en la primera planta de un inmueble de dos alturas situado en el número 1 de la madrileña calle de Valores, en el distrito de Retiro, consistió en la renovación de un local de 1.000 metros cuadrados siguiendo los criterios medioambientales más exigentes, una de las señas de identidad de Greenpeace.

Fuentes de Greenpeace han expresado a EFE su alegría por el galardón y han indicado que puede servir para que “cunda el ejemplo” en Madrid y haya más edificios eficientes.

Edificio CO2 nulo

La ONG se mudó en febrero de su antigua sede, que estaba en el número 107 de la calle de San Bernardo, a la nueva, una vez terminada la rehabilitación, en la que ha invertido algo más de medio millón de euros y en la que está en régimen de alquiler.

En la construcción se utilizaron materiales ecológicos de bajo impacto en su ACV (Análisis de Ciclo de Vida): reciclados, reciclables y orgánicos, como aislamientos de algodón reciclado, corcho natural, pinturas vegetales, barnices ecológicos o maderas FSC.

La oficina central de Greenpeace España es un edificio CO2 nulo: por un lado, no genera ningún tipo de emisión de carbono en su uso, al utilizar energía 100 % renovable; y, por otro, ha compensado el CO2 emitido durante su construcción a través de un programa de reforestación en Nicaragua.

Para su refrigeración, el edificio cuenta con un sistema evaporativo, evitando los sistemas convencionales que usan gases clorofluorados y que contribuyen gravemente al cambio climático.

Este sistema tiene un gasto energético un 80 % menor que un sistema convencional y genera una calidad del aire mejor al estar filtrado, sostiene el estudio madrileño especializado en arquitectura sostenible.

El proyecto de rehabilitación se clasificó para la fase internacional de los Green Solutions Awards tras alzarse como ganador en la fase nacional en la categoría ‘Gran renovación sostenible’. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com