MÉXICO MEDIOAMBIENTE

El sargazo usado como biofertilizante evita la contaminación en las playas de México

El sargazo usado como biofertilizante evita la contaminación en las playas de México Sargazo en una playa del estado de Quintana Roo (México). EFE/Alonso Cupul/ARCHIVO

El sargazo, que tiende a acumularse en las playas mexicanas de la Península de Yucatán, utilizado como biofertilizante ayuda a reducir la contaminación, ha explicado a Efe el doctor en Ciencias Daniel González.

El académico investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), quien experimenta con los usos biotecnológicos de esta alga, ha indicado que la arena abarrotada de sargazo “genera contaminación visual y emisiones de gases contaminantes”, por lo que urge recolectar el sargazo para poder darle un uso agrícola.

En el marco de la celebración este jueves del Día del Horticultor, uno de los principales temas de debate ha sido el impacto de la contaminación que suponen los fertilizantes convencionales y el papel del sargazo.

El proceso del sargazo, según González, consiste en someter al alga a un secado para, una vez deshidratada, separar los metales de los nutrientes, utilizando estos últimos para elaborar el producto.

Muy rico en nutrientes

“El sargazo es muy rico en nutrientes por todo el camino que recorre en el mar, pero esos nutrientes tienen metales en mayor proporción; por eso la estrategia es quitar esos metales y aprovechar los nutrientes”, ha detallado.

Habitualmente de color pardo, verde o negruzco, el sargazo recorre extensiones kilométricas a lo largo del Océano Atlántico hasta llegar a las playas del Caribe mexicano.

Según González, existen varias hipótesis del porqué el sargazo se ha incrementado en los últimos años en las costas yucatecas.

Algunas de ellas son “el incremento de la temperatura o la alteración de las corrientes marinas”, ambas razones derivadas del cambio climático.

Otro uso que se le está dando a las algas en la UABC aprovecha su función como agentes de control biológico de patógenos para mantener a raya a las posibles enfermedades que se dan en la época posterior a la cosecha.

Usos correctos

Estos correctos usos de los residuos del alga son necesarios para evitar que los desechos se vayan congregando, descomponiendo y, finalmente, generando gases que perduran en el ambiente.

Estos gases -como el metano- tienen una incidencia en la salud humana, y la excesiva acumulación de sargazo “puede llegar a ser un riesgo sanitario por el mal olor que se genera en el proceso de descomposición”.

Además, la mencionada alta cantidad de nutrientes sirve como nido a algunas bacterias que se desarrollan aprovechándolos como alimento.

Los peces también se ven afectados por el sargazo, puesto que cuando se acumula demasiada cantidad, el proceso de descomposición acapara el oxígeno del agua, haciendo más dura la vida de las especies marinas.

Sobre los proyectos que están llevando a cabo, el experto expresó que el siguiente paso es confirmar si el biofertilizante puede llegar a comercializarse para su uso en la producción agrícola.

Esta puede ser un buen argumento de cara a las políticas gubernamentales, ya que, aunque recolectar el sargazo es algo costoso, retirarlo de las playas puede valer la pena “si se le da una alternativa biotecnológica”. EFEverde




Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies