AGUA CONSUMO

Santiago Barajas (Ecologistas en Acción): “Estamos viviendo al día con el agua”

Imagen de uso editorial, cedida por el entrevistado, el técnico de EA, Santiago Barajas. EFE

“Estamos viviendo al día con el agua”, asegura el técnico de Ecologistas en Acción Santiago Barajas, quien sostiene que España puede afrontar un “colapso hídrico” en el caso de que se produzca una sequía como la de los años noventa.

Los embalses en niveles muy bajos

Embalse de Belesar, en Portomarín (Galicia). EFE/Eliseo Trigo

 

Barajas, ingeniero agrónomo, advierte de que los pantanos se encuentran al 43,96 % de su capacidad total, “14 puntos por debajo de la media de hace diez años”.

Un descenso que no se justifica, según Barajas, porque “ha llovido lo mismo” y, sin embargo, los pantanos almacenan muy poca agua, y ello se debe “principalmente” a que el “consumo no para de aumentar”, con “un 85 % destinado a la agricultura de regadío”, explica.

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, los pantanos acumulan actualmente 24.571 hectómetros cúbicos (hm3) frente a los 32.459 hm3 de media de hace diez años.

Los embalses ya no son los “almacenes de agua” a los que se recurría en caso de necesidad o en una etapa crítica de sequía, según Barajas; ahora se han transformado en “estaciones de transferencia de agua, según llega va al regadío”. 

Camino a un “colapso hídrico”

Además, dice este ecologista con más de 40 años de lucha ambiental a la espalda, que aparte de estos factores, el cambio climático también influye en la pérdida de recursos hídricos por el ascenso de la temperatura media en los últimos años, lo que ha provocado que en las últimas tres décadas aproximadamente se disponga “de un 20 % menos de agua”. 

Esto está encaminando a España a un “colapso hídrico que no sufrirán las generaciones venideras“. “La sufriremos nosotros -sentencia- cuando vengan una primavera y un verano secos”, como ocurrió entre los años 1990-1994, pero, entonces, el consumo era menor que el actual.

Los embalses deberían estar al 58 %, incide Barajas, y reclama: “Estamos gastando muchísimo más de lo que puede aguantar el país”.

En España existen actualmente 4.100.000 hectáreas de regadío, una gran parte de ellas se destinan a la exportación, cuando, según los cálculos de Ecologistas, solo debería haber 3.200.000 para tener una “relativa sostenibilidad”.

Ni una hectárea más de regadío

Embalse de Salas (Muiños). EFE/Brais Lorenzo/ARCHIVO

“No se puede poner ni una hectárea más de regadío”, zanja, al tiempo que aboga por hacer una reconversión del regadío” hasta reducirlo a 3.200.000 hectáreas, suficientes para abastecer a toda la población española de productos hortofrutícolas y que, además, deja un porcentaje para la exportación.

Sobre el problema del Mar Menor, recuerda Barajas que se debe “al regadío intensivo, en gran parte ilegal, en más de 9.000 hectáreas de regadíos en la zona, donde se emplean gran cantidad de abonos y fitosanitarios”.

La entrada de nitratos y fosfatos de “forma masiva y continua” ha provocado la aparición de algas que han terminado con el oxígeno del agua, produciéndose una anoxia que mata los peces.

“La responsabilidad es del Gobierno de Murcia, que tiene los expedientes sobre la mesa y no ha hecho absolutamente nada por tramitarlos”, asevera Barajas.

A su juicio, esa situación es el “mayor desastre ecológico que se ha producido en España en los últimos 40 o 50 años“.

Barajas sostiene que la mayor contaminación es la llamada “difusa”, es decir, todos los fitosanitarios que van a los subsuelos y a los acuíferos dejando una contaminación que se va infiltrando a capas inferiores. 

Recuerda las palabras de un compañero ecologista: “Los ecologistas solemos tener mucha más razón de la que nos gustaría tener”. O algo más contundente: “Nos gustaría no tener la razón que teníamos en lo del cambio climático”.

Según varios estudios, el área mediterránea afronta las temperaturas más altas del planeta, y España para el año 2040 podría ser uno de los países más secos.

Sin embargo, a pesar de la crítica situación de las reservas de agua en España, este verano la empresa Iberdrola decidió reducir la cota de agua del embalse de Ricobayo (Zamora) amparándose en los elevados precios en la producción de electricidad.

Y aunque desde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sostienen que está “asegurado” el abastecimiento a las poblaciones vecinas, los alcaldes de los pueblos ribereños afectados han dirigido una carta a la Comisión Europea (CE) por el vaciado de Ricobayo.

El vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, ha informado que su queja será remitia a Medio Ambiente de la Comisión.

No es el único caso, en Galicia,  la Xunta ha pedido al Ministerio para la Transición Ecológica que aclare si autorizó la “acusada” bajada de nivel de los embalses de la demarcación Miño-Sil, que se sitúan en valores por debajo del 20 por ciento, y ha urgido al Gobierno a establecer niveles mínimos para evitar riesgos. EFEverde

 

Te puede interesar:

Ribera recuerda que la Ley de Aguas prevé limitaciones al vaciado de embalses

Hugo Morán : El agua será más escasa y su gestión debe implicar a la sociedad

Morán urge redefinir la gestión del agua ante un escenario climático exigente




Secciones: