ARGENTINA ORANGUTÁN

El Zoo de Buenos Aires mejora el recinto de la orangután designada “persona no humana”

  • El fallo de la justicia define a Sandra de forma expresa y por primera vez, como un “ser sintiente”

El Zoo de Buenos Aires mejora el recinto de la orangután designada La orangután Sandra, en una foto cedida por el zoológico de Buenos Aires. EFE

EFEverde.- El zoológico de Buenos Aires trabaja en la mejora del recinto de Sandra, una orangután que ha provocado una auténtica batalla legal entre la institución y una asociación que ha logrado el reconocimiento del primate como "persona no humana" y que defiende su  traslado a un "santuario".

Un portavoz del zoológico de la capital argentina explicó hoy a Efe que iniciaron la mejora del recinto en el reside Sandra “en cuanto a enriquecimiento ambiental” por las sugerencias realizadas por técnicos veterinarios hace un mes, poco antes de que la justicia admitiera a una organización animalista como representante de los derechos del animal en un proceso penal.

La orangután se convirtió en protagonista de una pelea judicial entre el zoológico porteño y la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) a finales de 2014, cuando la entidad consiguió que la justicia argentina admitiera un “hábeas corpus” que reconociera los derechos de Sandra como “sujeto no humano”.

El objetivo es que Sandra pueda vivir en un “santuario” en régimen de semilibertad con los miembros de su especie, ya que, según la asociación, el primate se encuentra “deprimido” y “privado ilegalmente de su libertad”.

La Cámara de Casación Penal derivó la causa a la fiscalía penal, que la archivó al considerar que no existía delito de maltrato animal y AFADA no podía ser considerada parte querellante en representación del animal porque no era la “directamente ofendida por el delito”.

AFADA, representación legal de Sandra

Sin embargo, finalmente, el pasado 29 de abril el juez Gustavo Letner falló a favor de AFADA, a la que permitió constituirse como parte querellante en el proceso penal por considerar a Sandra una “incapaz de hecho” cuya representación legal “deviene necesaria y forzosa” porque su bienestar “podría encontrarse vulnerado por el maltrato humano”.

Según destacó en una entrevista con Efe el presidente de la asociación, Pablo Buompadre, se trata de un “fallo histórico” que, además, define a Sandra de forma expresa, por primera vez, como un “ser sintiente”.

Veinte años sola en una jaula

En cuanto a las reformas en el espacio destinado al animal en el zoo porteño, Buompadre considera que no influye porque “no va a estar mejor” si continúa cautiva “en medio de la ciudad ruidosa” en lugar de vivir en un “santuario” adecuado a sus derechos, condiciones y preferencias, “que deben respetarse para que goce de bienestar”.

” Por más que mejoren el acondicionamiento, no deja de ser una jaula”, añadió, antes de subrayar que Sandra “no puede sentirse a gusto” después de llevar más de 20 años encerrada, sola y en un estado permanente de estrés. EFEverde




Secciones: