BIODIVERSIDAD M.AMBIENTE

Salvar al planeta del declive ambiental cuyo efecto golpea a España de frente

EFE/ Jeffrey Arguedas

Amaya Quincoces Riesco.- Revitalizar el compromiso de los países es el objetivo de la Cumbre de la Biodiversidad que celebra hoy la ONU para revertir el declive ambiental del planeta, sin precedentes en la historia de la humanidad, y del que España no es ajena, sino muy vulnerable, con el mayor porcentaje de especies amenazadas en Europa.

“Llevamos años alertando del mal estado de la biodiversidad en Europa, y especialmente en España”, advierte a Efe, Gema Rodríguez, licenciada en Ciencias Ambientales y responsable del programa de Especies Amenazadas de la organización WWF España, coincidiendo con la participación por vídeo este miércoles de los mandatarios, entre ellos el presidente español, Pedro Sánchez.

Corredor biológico, en la zona Upala (Costa Rica). EFE/Jeffrey Arguedas/ARCHIVO

La cumbre arrancará con el compromiso recién sellado por más de 65 jefes de Estado y Gobierno -también de España- para salvar la biodiversidad del planeta mediante acciones urgentes y transformadoras, una declaración a la que también se han sumado empresas y entidades financieras.

Cuando se cumplen diez años del acuerdo mundial de 2010 para proteger la biodiversidad, las tasas de extinción son las más altas de la historia, de acuerdo a distintos informes. Frente a ello, el Convenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Diversidad Biológica está planteando un nuevo marco a partir de 2020 para la supervivencia del planeta, que puede recoger objetivos como proteger al menos el 30 % de la superficie en la tierra y el océano para el año 2030.

La situación es muy preocupante, advierten los expertos. Las evaluaciones recientes de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) desvelan tasas de extinción de especies actualmente de diez a cientos de veces más altas que los promedios históricos. Más recientemente, el índice del Planeta Vivo de WWF lanzado en 2020 indica que el número de poblaciones de vertebrados terrestres ha disminuido casi un 70 % desde 1970.

Un deslucido año de la biodiversidad 

Aunque inicialmente fue declarado 2020 como el año de la biodiversidad, la mayoría de eventos para celebrarlo han sido pospuestos por el coronavirus, una terrible pandemia que ha reafirmado “el vínculo directo” del declive de la naturaleza con la aparición de zoonosis (enfermedades transmisibles entre animales y humanos), ha recordado la responsable de WWF.

“Es más importante que nunca ser respetuosos con el medio ambiente” para la supervivencia no solo del planeta, sino además para garantizar la salud humana a nivel global, como indica el concepto “One Health”, ha añadido la conservacionista.

Ha recordado que, además de aplazarse el congreso mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), asimismo ha sido pospuesta a 2021 la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Diversidad Biológica o COP15 prevista este año en China, con el objetivo de establecer los objetivos ambientales que deben cumplir los países la próxima década para la protección de la naturaleza.

España es uno de los países con mayor biodiversidad de toda Europa, pero, sin embargo, señala Rodríguez, se trata del territorio “más vulnerable” del continente, con el mayor porcentaje de especies amenazadas, dado que unas 350 están catalogadas así, tanto flora como fauna, entre las que se incluyen el cedro canario, los narcisos, el esturión, el alimoche o el lince ibérico.

Solo en el Mediterráneo, un 87 % de las pesquerías evaluadas están sobreexplotadas y numerosas especies de tiburones, rayas, tortugas marinas o cetáceos se encuentran amenazadas, entre otras causas, por la pesca insostenible, según la conservacionista.

La pérdida de hábitat es el principal motivo del deterioro de la biodiversidad. Entre las principales causas, la responsable de WWF se ha referido al aumento de cultivos de regadío insostenibles, infraestructuras relacionadas con el transporte poco respetuosas con el medio ambiente, el urbanismo excesivo y la sobreexplotación de recursos naturales.

Como origen de todo ello, ha lamentado el desorbitado consumo humano, que exige ser revertido, ha dicho, y acompañado de nuevas formas de producción y consumo más sostenibles para no agotar los esquilmados recursos del planeta.

Para terminar, la responsable de WWF ha instado al Gobierno español a implementar acciones ambientales realmente ambiciosas, más allá de limitarse a manifestar voluntad política para proteger la biodiversidad, porque, aunque la actitud es valorable no es suficiente. EFEVerde

Infografía a partir del Informe Planeta Vivo. Sara Elisa Fernández para @deunvistazo de @efeverde

EFEVerde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com