Salimos de la cumbre de Varsovia, no del proceso climático internacional

Aida Vila (Greenpeace) para EFEverde.com.- Hoy escribo desde la oficina del hotel en el que nos alojamos los representantes de Greenpeace. La mayoría de las ONGs, sindicatos y otros grupos nos fuimos ayer oficialmente de la COP19 y me gustaría explicar el porqué.

Una cumbre climática organizada por un gobierno abiertamente carbonero y patrocinada por la industria más contaminante no es el mejor foro para avances significativos, pero, pese a ser una “cumbre de trámite”, en la COP19 había trabajo que hacer. En Varsovia debían ratificarse los acuerdos alcanzados hasta ahora y trazarse un plan de trabajo para intensificar las reducciones de emisiones y llegar “con los deberes hechos” a la firma, en 2015, del acuerdo climático global.

En lugar de esto, y pese a la urgencia de actuar que se desprende tanto de los informes científicos  como de catástrofes como la de Filipinas, esta cumbre ha servido hasta ahora para rebajar todavía más los “niveles de ambición climática”.

Países como Canadá, Japón o Australia han reducido sus compromisos de reducción de emisiones y se han opuesto al establecimiento de un mecanismo que compense las perdidas y daños derivados de los grandes impactos del cambio climático que ya suceden en la actualidad. La Unión Europea ha seguido doblegada a la presión de Polonia que le impide adoptar las medidas que devolverían el liderazgo europeo a la negociación climática internacional . Y la novedad, países como India, Arabia Saudí, Pakistan, Malasia o China, que antaño se comprometieron a asumir compromisos de reducción de emisiones obligatorios en el nuevo acuerdo de 2015, han bloqueado avances esenciales en la negociación. Bajo la excusa de que hay que actuar antes de 2020 para proteger a los países más vulnerables, estos países se han negado a que los dos tramos de negociación sobre reducciones de emisiones (para el periodo pre 2020 y para el post 2020) avancen en paralelo.

India manifestó ayer por la tarde su apoyo a la salida de las ONGs de la cumbre por la falta de compromisos de los países industrializados, pero se olvidó de hacer autocrítica y reconocer que entre las razones de nuestra salida está, también, el flaco favor que países como India o China le están haciendo al proceso eliminando el programa de trabajo hacia 2015 y principios como el de equidad .

Es inaceptable que las compañías generadoras de la mayor parte del calentamiento global que sufrimos y pagamos entre todos marquen el paso de la negociación climática internacional. Y los que salimos ayer quisimos darle un plantón a todos los gobiernos, sean de países más o menos industrializados, que se lo permiten. Nos vamos de la COP19 pero seguiremos en el proceso, trabajando al lado de los más vulnerables para frenar el cambio climático y defendiendo el derecho a protestar pacíficamente contra los que ponen su beneficio económico por delante de los derechos más básicos del resto de la población mundial.

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies