VALENCIA SUELTA DE PATOS

Sagunto y la suelta de patos vivos

obervadores de la suelta de patos en el Puerto de Sagunto. Observadores de la suelta de patos en el Puerto de Sagunto. EFE/Manuel Bruque

La celebración de las cucañas marítimas mañana,  viernes, en Puerto de Sagunto (Valencia), que incluyen una suelta de patos vivos,  se llevará a cabo “siguiendo la normativa” de protección de animales a pesar de que diversas asociaciones denuncian que en esta cita se producen casos de maltrato animal.

El Ayuntamiento saguntino acordó a finales de julio autorizar a la Federación de Peñas de Puerto de Sagunto a desarrollar esta tradicional suelta de patos, que se va a realizar bajo la supervisión de un veterinario y bajo una “estricta” normativa.

Así, desde el consistorio se señala que “está totalmente prohibido cualquier acto que implique crueldad o maltrato hacia los 110 patos” que se soltarán al agua durante la celebración de esta fiesta popular, que data de 1946 y en la que los participantes compiten por atraparlos.

Esta tradición fue denunciada por la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA), que advertía de que los animales sufrían un “tratamiento antinatural”, y en 2006 una sentencia judicial les dio la razón.

Aunque la Generalitat había denegado desde entonces la autorización al Ayuntamiento para la celebración de este festejo, la suelta de patos se había seguido celebrando y el Consistorio había tenido que hacer frente a una multa de entre 8.000 y 10.000 euros.

En 2010 y por primera y única vez, el Ayuntamiento acató el fallo y sustituyó a los patos por pelotas de goma.

Ambientalistas piden su suspensión

Este año, miembros del Partido Animalista se han presentado ante la Autoridad Portuaria de Valencia para exigir que “no autorice este acto” porque se desarrolla con una multitud de personas que “acosan a unas pobres aves, en una orgía atávica y salvaje de plumas, patas, alas y cuellos rotos”.

Por su parte, la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) ha solicitado al Ayuntamiento que no permita esa suelta de patos, basando su argumento en el expediente sancionador que ha abierto la Conselleria al Ayuntamiento a consecuencia de las denuncias presentadas por esta asociación.

Preguntadas por las críticas de las protectoras de animales hacia esta celebración, fuentes consistoriales consultadas por EFE han decidido no pronunciarse por el momento.

Desde la Conselleria de Gobernación y Justicia han informado a EFE de que se va a enviar una patrulla de control para constatar que los animales “se traten de forma natural y bajo las leyes de protección animal”. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com