MEDIO AMBIENTE

Sacrifican a un osezno tras ser hallado muy grave en una cuadra en Asturias

Oseznos en el Parque de El Hosquillo. EFE/SANTIAGO TORRALBA

Un osezno de unos dos años ha sido sacrificado hoy tras ser recogido en estado muy grave en una cuadra ubicada en las inmediaciones de la localidad asturiana de Cuetos, en Proaza, a causa de unas lesiones que serán objeto de estudio en la necropsia que se le practicará en los próximos días para determinar su origen.

Según ha informado el Gobierno asturiano, personal de la Dirección General del Medio Natural y Planificación Rural ha recogido al ejemplar tras recibir un llamada que alertaba de la presencia del esbardo y lo ha trasladado a una clínica veterinaria.

El animal presentaba un avanzado estado de desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad así como lesiones en los cuartos traseros que le impedían moverse, caminar y erguirse y, tras los análisis clínicos y una exploración completa, se constató la extrema gravedad de sus heridas y se inició el protocolo para proceder a su sacrificio.

El pasado 15 de junio se localizó el cadáver de un ejemplar de oso pardo, de aproximadamente año y medio y 20 kilos de peso, en la pista que une la localidad de Faedo con la carretera que llega a Besullo, en el municipio de Cangas del Narcea.

Con el ejemplar de hoy son ya tres los osos fallecidos este mes en Asturias de los que se tiene constancia tras encontrarse el pasado día 4 los restos de otro ejemplar en las inmediaciones del pueblo de Arbellales, en el municipio de Somiedo, con signos de haber sido depredados.

El oso pardo está declarado especie protegida desde 1973 y, pese al incremento del número de ejemplares que sitúa en unos 300 ejemplares en la Cordillera Cantábrica y medio centenar en los Pirineos, continúa en peligro de extinción en España, donde en los últimos años han aumentado las quejas de ganaderos por los ataques sufridos por sus cabañas. EFEverde

 




Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com