PROSPECCIONES PETROLÍFERA

Rivero anuncia una consulta antes del 30-N y el PP le exige “sentido común”

  • La consulta no es el única palanca que le queda a su Ejecutivo para intentar frenar las prospecciones

Rivero anuncia una consulta antes del 30-N y el PP le exige Paulino Rivero conversa con miembros de su Ejecutivo antes del Consejo. EFE/R. de la Rocha

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha anunciado hoy al Parlamento su intención de convocar antes del 30 de noviembre una consulta popular sobre las prospecciones petrolíferas, en un pleno en el que el PP ha censurado su "nacionalismo trasnochado" y le ha exigido "sentido común".

El Parlamento ha celebrado esta mañana el debate monográfico solicitado por el Gobierno canario tras las decisión del Ministerio de Industria de conceder a Repsol los últimos permisos que necesitaba para buscar hidrocarburos al este de Fuerteventura y Lanzarote, a pesar del rechazo de las instituciones autonómicas.

Rivero ha aprovechado su comparecencia ante la Cámara para mostrar su firme determinación a permitir que los ciudadanos expresen si quieren o no las prospecciones en caso de que el Consejo de Ministros siga sin responder a su solicitud de un referéndum, en una vía que su Ejecutivo reforzará esta misma tarde aprobando el decreto con el reglamento que regirá la consulta popular.

El presidente ha precisado que la consulta se convocará con 30 días de antelación y planteará a los ciudadanos una pregunta “sencilla y directa“, consensuada y con la que todos los partidos y colectivos que apoyan esta vía “estarán cómodos”.

Sin embargo, ha dejado claro que ese no es el única palanca que le queda a su Ejecutivo para intentar frenar las prospecciones.

Nuevos recursos

En este sentido, ha subrayado que plantearán nuevos recursos ante los tribunales y las instituciones europeas, desde el convencimiento de que los permisos vulneran la legislación comunitaria.

La tercera vía para impedir que se lleven a cabo apuntada por Rivero reside en el campo empresarial: El Gobierno de Canarias, ha dicho su presidente, se dirigirá a los accionistas principales de Repsol, La Caixa y Sacyr, para que no sigan adelante con ese proyecto, por lo menos hasta que se consulte a los ciudadanos.

El Gobierno canario ha recibido el apoyo de CC, PSOE y NC en su decisión de someter las prospecciones a consulta ciudadana, mientras que el PP ha reclamado “sentido común” a Rivero y le ha llamado a abrir un diálogo con todos los partidos que ayude a conseguir los máximos beneficios fiscales y económicos para las islas en caso de que los sondeos revelen la existencia de reservas de hidrocarburos.

PP reclama “sentido común”

“Saber si hay petróleo o gas es una oportunidad que nos merecemos, un derecho que ni usted ni nadie nos puede arrebatar”, ha defendido la portavoz del PP en este debate, Águeda Montelongo.

La diputada popular ha exigido a Rivero que no se arrogue la representación de todos los canarios cuando habla de este tema, ha tildado de “catastrofistas” su argumentos y le ha instado a trabajar por los asuntos que más preocupan a los ciudadanos, como el paro.

En su réplica, Rivero ha contestado a Montelongo que lo que los ciudadanos realmente se preguntan es por qué el PP canario “es tan sumiso” en esta polémica y por qué no se suma al rechazo que los populares de Baleares, Málaga o Valencia manifiestan a los sondeos.

Montelongo, a su vez, ha afeado al presidente su “nacionalismo trasnochado”, le ha acusado de esconder tras el debate de las prospecciones sus propios problemas para repetir como candidato de CC a las elecciones autonómicas y le ha animado a no hablar con “medias tintas” si lo que busca con este tema es romper con España.

El diputado de CC José Miguel Ruano se ha encargado de responder a esta última acusación, al defender en su turno que no se trata de hablar de independentismos, sino del “trato colonial” al que, bajo su punto de vista, se está sometido a Canarias con el petróleo.

Ruano ha denunciado además que todo el procedimiento administrativo seguido por el Gobierno central ha estado “predeterminado” desde el origen a conceder a Repsol los permisos.

En un tono similar se ha expresado el portavoz del PSOE, Manuel Fajardo, quien ha acusado al Gobierno central de actuar de forma “despótica” y “sectaria” en este asunto y ha subrayado las diferencias de trato que su partido percibe respecto a Baleares.

Por su parte, el diputado de NC Román Rodríguez ha defendido que esta controversia ha de tener una salida política y ha advertido a los diputados del PP canario que, si la defensa de las prospecciones que mantienen la hubieran planteado en Baleares, Málaga o Valencia, “les habrían corrido a gorrazos”. EFE




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com