Ríos con caudales máximos, riesgo aludes y mucho frío por temporal

TIEMPO FRÍO

Ríos con caudales máximos, riesgo aludes y mucho frío por temporal que remite

Ríos con caudales máximos, riesgo aludes y mucho frío por temporal que remite Foto de archivo. EFE

Ríos con caudales máximos, riesgo de aludes, mucha nieve y tiempo gélido son algunos de los efectos del temporal invernal que azota al país pero que empieza a remitir, y que ha dejado en las ultimas horas carreteras cortadas, cientos de niños sin clase y olas de hasta 14 metros en el litoral gallego.

Pese a que lo peor del temporal ya ha pasado, explican a Efe fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se mantiene la alerta meteorológica todavía hoy en más de una decena de comunidades, de las cuales cinco están en nivel naranja en el norte por riesgo muy importante de nieve y oleaje.

En concreto, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, y el País Vasco; también en el norte del país están bajo aviso por nieve Navarra, y La Rioja, aunque en nivel amarillo.

Todavía este viernes se esperan acumulaciones de nieve de 30 centímetros en 24 horas en torno a cotas de 800 metros en muchas zonas del norte, además de olas enormes en el litoral noroeste y lluvias que acumularán hasta 40 litros por metro cuadrado.

El temporal está dejando temperaturas gélidas especialmente en zonas del Pirineo, con mínimas esta madrugada de hasta 7,4 grados bajo cero y también muy frías en zonas de Aragón y Cataluña y en áreas de montaña del centro del país, como en el Puerto de Navacerrada en Madrid.

En Asturias, las intensas lluvias de los últimos días mantienen al río Narcea en situación de alerta y el Nalón y el Esva, en prealerta.

Las estaciones de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) han recogido en las últimas veinticuatro horas más de 70 litros por metro cuadrado en puntos como El Condado, en Laviana; Requejo, en Salas, o Palomar (Ribera de Arriba), y más de 50 en otros como Oviedo, y Corias, en Cangas del Narcea.

La temperatura no subirá previsiblemente mucho en las próximas horas, pero sí se notará el efecto en las mínimas, que elevarán la cota de nieve en el noroeste a 1.000-1.200 metros, según ha explicado a Efe el portavoz de la Aemet Rubén del Campo.

Ello aumentará “considerablemente” el riesgo de aludes, ha dicho, después de que ayer fuera activada la alerta por ello en la zona de los Picos de Europa.

Además, toda la nieve que se vaya derritiendo en las próximas horas sumará más agua aún a los ríos, y es previsible que los caudales “bajen muy elevados”, ha advertido del Campo.

Las intensas nieves han dejado una vez más este viernes a más de 850 niños gallegos sin clase en Lugo y Ourense, de un total de una veintena de centros escolares afectados por los efectos del temporal.

Cientos de niños sin clases 

Tampoco pudieron ir al colegio más de 1.800 alumnos en Castilla y León, la mayor parte en la provincia leonesa, aunque también en Palencia, Ávila y Burgos.

En Galicia, en donde el viento está soplando con gran intensidad, se dio orden hoy de informar sobre la situación de los árboles tras caer ayer uno de grandes dimensiones en Lugo sobre dos coches estacionados, que solo causó daños materiales.

El tráfico ferroviario entre Asturias y León fue interrumpido temporalmente a primera hora de hoy a causa de dos averías relacionadas con las malas condiciones climatológicas, que fueron solucionadas.

A media mañana el temporal dificultaba el tráfico en algo más de un centenar de carreteras, siete de ellas en la red principal y el resto de la secundaria, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así, se necesitaban cadenas en la A-395 en el acceso a Sierra Nevada (Granada) y en la N-630 en el Puerto de Pajares, cerrado al tráfico de camiones y vehículos articulados.

Se pedía además extremar la precaución en la A-6 en Brazuelo (León) y en esa misma autovía en Piedrafita de O Cebreiro, en Lugo.

En la AP-66 la nieve complicaba mucho la circulación en zonas de Asturias y León, y había dificultades circulatorias en Zamora en la A-52; en la A-67; en la AP-1 en Ruena (Burgos) y en la AP-61 en León capital; además, doce puertos de montaña en el norte estaban cerrados al tráfico. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com