Richard Heinberg:es necesario fomentar lo local contra el cambio climático

RICHARD HEINBERG

Richard Heinberg: es necesario fomentar las economías locales frente a los efectos del cambio climático

Richard Heinberg: es necesario fomentar las economías locales frente a los efectos del cambio climático Fotografía de Amy Buringrud, de uso editorial, del profesor Richard Heinberg. EFE

El profesor estadounidense Richard Heinberg, del Post Carbon Institute, propone fomentar el desarrollo de las economías locales para combatir las consecuencias del cambio climático, un problema que afrontamos todos y del que el público en general y algunas autoridades son "completamente ignorantes".

El profesor Heinberg es uno de los ponentes de un taller previo al desarrollo del seminario ‘Comer contra el colapso, el inevitable fin del modelo alimentario agroindustrial’, que ha organizado el Medialab Prado de Madrid entre el 14 de febrero y el 12 de marzo.

Ignorancia general ante la peor crisis ecológica

El taller de Medialab Prado forma parte de la red “Doing It Together Science (DITOs)” (Hagamos ciencia juntos), en el marco del programa europeo Horizonte 2020.

“Esto no va a cambiar hasta que haya una verdadera crisis ecológica o financiera”, sostiene el profesor del Post Carbon Institute de California (EE.UU.), sin embargo, asevera que muchos investigadores ven “el final de la era de los combustibles fósiles, a pesar de que “ha habido poco esfuerzo por parte de las sociedades para independizarse de la dependencia del petróleo y del gas”.

Se lamenta Heinberg en entrevista a EFEverde de que “el público en general es completamente ignorante sobre estos problemas” que padecemos, porque “el cambio climático es la peor crisis ecológica que hemos afrontado como especie y en los ecosistemas en la última centuria”.

Pero “los políticos y la gente poderosa no están lejos de la gente común” en la comprensión de estos problemas, dice Heinberg, y sostiene que es “muy triste decirlo, pero he compartido charlas con algunos líderes políticos y algunos millonarios y algunos entienden estos problemas, pero son incapaces de plantear soluciones”.

“Otros ni siquiera entienden la crisis actual de los combustibles fósiles y el cambio climático”, asegura, y añade “que entonces es inútil pensar que nuestros líderes pueden salvarnos”.

Heinberg dice que en Estados Unidos se ha potenciado en los últimos años la extracción de petróleo porque en algunos estados si una persona posee una parcela y en ella hay minerales tiene el derecho a explotarlos con sistemas tan dañinos para el medio ambiente como el “fracking”.

En Europa, explica, los movimientos en contra de esta práctica tienen mayor fuerza porque la extracción de minerales es una cuestión estatal. Por ello, la presión social puede ejercerse en contra de estas prácticas extractivas.

Fomentar las economías locales

Heinberg

Miembros de la tribu sioux de la reserva Standing Rock se manifiestan contra la construcción del oleoducto Dakota Access durante una marcha delante de la Casa Blanca en Washington. EFE/Jim Lo Scalzo

Por ello, cree firmemente que una solución potente es la de “fomentar las economías locales para evitar los combustibles fósiles y las importaciones de productos” y con ello el transporte marítimo y aéreo que son de los sectores que más combustibles fósiles consumen.

Considera, no obstante, que esta situación es insostenible, y a pesar de que el sistema financiero actual está sostenido por los grandes lobys, tiene su fecha de caducidad.

Dice que nos han hecho creer que la tecnología puede resolver todos nuestros problemas, sin embargo, “las máquinas siempre crean nuevos problemas” porque necesitan mucha energía para funcionar, por lo que debemos fomentar máquinas que nos resuelvan los problemas consumiendo menos energía.

“Necesitamos construir otras formas de cultivar la tierra en vez de destruirla, y que no contribuya al cambio climático. Reforestar antes que deforestar la Tierra, son soluciones que no requieren una tecnología demasiado complicada”.

Trabajo en comunidad fomentando la resiliencia

De ahí que cree que es necesario fomentar el trabajo en comunidad y la resiliencia como estrategias, como lo está haciendo el Post Carbon Institute, con un amplio campo de sectores en los que ya trabaja como: el agrícola-alimenticio, el energético, la construcción sostenible y colaborativa y la creación de negocios locales responsables.

“Si trabajamos en comunidad seremos capaces de resolver todos esos problemas, seremos capaces de cuidar la naturaleza de forma cercana, con gente cercana”, asegura.

Sostiene, no obstante, en la importancia de concienciar a la gente en la necesidad de reducir el consumo y “encoger” los sistemas económicos “logrando una vida más placentera y amigable”.

Vida más placentera y amigable

Heinberg

Un hombre reposta combustible en una estación Chevron, en Dallas, Texas, Estados Unidos. EFE/Larry W. Smith

Recuerda que BUTÁN, por ejemplo, es un país que está fomentando el Grows National Happiness (GNH, la Felicidad Nacional Bruta) como una alternativa a la Gross Domestic Products (GDP, Producto Interior Bruto), alternativa con la que llevan décadas experimentado y que incluso ha sido presentada ante la ONU para fomentar la felicidad de la población.

El rey de Bután Jigme Singye Wangchuck en la década de los años 70 declaró que “la Felicidad Nacional Bruta es más importante que el Producto Nacional Bruto”, un principio opuesto a la “noción materialista” del progreso humano.

Todos los sistemas actuales tienen que ser “rediseñados en el curso de este siglo”, por ello llama a la juventud a aportar conocimientos, iniciativas y esfuerzo para lograrlo en este siglo.

El profesor Heinberg es autor de más de una treintena de publicaciones y ha colaborado en diferentes medios de comunicación, así como en el documentale “11 Hour”, del actor estadounidense Leonardo Di Caprio. EFEverde




Secciones:            
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com