SIMPOSIO ENERGÍA

Ribera ofrece diálogo a las energéticas porque “es difícil regular en contra”

Ribera Consejo OIT La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. EFE/J.J. Guillen

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha ofrecido “diálogo” a las grandes empresas energéticas para afrontar los retos que tiene por delante el sector porque es “muy difícil regular en contra” y es mucho más sencillo hacerlo a favor.

La ministra ha inaugurado el IX Simposio Empresarial Internacional de Funseam, en el que participan los principales directivos de las grandes empresas energéticas españolas y ha hablado de los retos a los que se enfrenta el sector, como la completa descarbonización de la economía para el año 2050 y la apuesta por la sostenibilidad, una cuestión de “índole social y de progreso”.

El debate se ha realizado después de que el Gobierno aprobase a finales del año pasado la creación de un fondo para financiar los costes de las renovables, la cogeneración y los residuos por el que las energéticas tendrán que pagar unos 7.000 millones de euros para rebajar el precio de la luz el 13 %.

Transformación “paulatina y progresiva”

La ministra ha apostado por una transformación “paulatina y progresiva” para que ninguna de las empresas de hidrocarburos y gas se encuentre en una situación “complicada”.

Durante su intervención, ha asegurado que estamos en un momento en el que hay que hacer un esfuerzo para la contribución al “bien común”, ante una oportunidad para realizar una transición que debe pensar en temas como la dimensión social, el peso en el ámbito industrial o en la innovación, que forma parte del plan nacional de recuperación y transformación.

Un plan que tiene abiertos los canales “en modo de escucha” para no perder ninguna oportunidad por lo que es necesario “trabajar juntos” ya que ocasiones como las actuales “son clave” para afrontar un mismo objetivo.

Ha dicho que el papel del regulador “es fundamental” pero también el papel de cada una de las empresas porque es “muy difícil regular en contra”, es mucho más sencillo hacerlo a favor.

“Todos entendemos la dificultad puntual de cada uno de los sectores”, ha apuntado Ribera, pero el “equilibrio y el diálogo resultan claves para contribuir a un país mejor”.

La ministra ha asegurado que 2020 ha sido un año “extraordinariamente complicado“, situación que se ha mantenido al empezar 2021.

Compromiso con la descarbonización

Ha apostado por acelerar la transformación del modelo energético y ha dicho que el compromiso con la descarbonización es algo “transversal” para crear un espacio de encuentro para una recuperación “distinta” en la que hay que conciliar mejor las demandas ambientales e impulsar la prosperidad de la economía.

Sin embargo, ha afirmado que es “fundamental” contar con consejos de administración que entiendan bien los riesgos financieros del cambio climático o de no integrar la sostenibilidad, que es una cuestión de “índole social y de progreso”.

En este sentido, ha apostado por buscar sinergias con partenariados públicos y privados, “buscando clarificar y eliminar contradicciones”.

Para Ribera este escenario debe completarse con una transformación y una profundización de las estrategias de pobreza energética, a la vez que ha de conciliar esas cuestiones con la protección de la biodiversidad.

La ministra ha recordado que uno de los mayores problemas de la economía es no entender los riesgos ambientales y de desigualdad que hay en la sociedad.

Anticipar riesgos

Ha asegurado que la transformación del modelo energético está lleno de “oportunidades” y ha insistido en que es importante anticipar los riesgos y en que la variante ambiental “determina” el éxito de las políticas energéticas.

La ministra ha recordado que el Gobierno cuenta con más de 50 medidas definidas para asegurar las “sinergias” entre todos los actores que participan en el complejo mundo de la energía con una “orientación clara y anticipada”.

Ello es necesario para impulsar medidas y una regulación que facilite la eficiencia, la previsibilidad y la estabilidad que “genera confianza en los actores económicos” y en los inversores.

Por ello, ha apostado por recuperar la capacidad de ir hacia un “escenario congruente”, ver dónde queremos ir y buscar la flexibilidad para encontrar el mejor camino para reducir los riesgos y ser respetuoso con el marco europeo.

Ha recordado que esta semana tendremos unos resultados conocidos sobre cómo podemos introducir un modelo de negocio que ofrezca previsibilidad, estabilidad, y viabilidad a aquellos que quieran invertir en renovables, sin que necesariamente tengan que ir al mercado mayorista o a la contratación bilateral, a través de un sistema de subastas ensayado en otros países que permite al consumidor beneficiarse de una reducción importante de los costes de generación de las energías renovables.

Además, ha dicho que su ministerio está ultimando el trabajo que les permite orientar al consumidor a través de las tarifas, reduciendo el impacto que tiene en la estructura tarifaria la parte fija de la potencia contratada y ampliando la parte variable del consumo real. EFEverde




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com