POLÍTICA AMBIENTAL

Ribera: «No podemos quedarnos atrás en el Pacto Verde Europeo y la neutralidad climática»

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.EFE/ Rodrigo Jiménez

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que «estamos bien posicionados y no podemos quedarnos atrás en el nuevo ciclo que se abre en Europa»: el Pacto Verde Europeo y la apuesta por la neutralidad climática.

Ribera, quien se ha reunido este jueves con responsables institucionales y orgánicos del PSOE para explicarles las líneas de acción prioritarias del Gobierno en materia energética, medioambiental y reto demográfico, ha subrayado la necesidad de «liderar» la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

La actuación respecto a este problema, afirma la ministra, debe convertirse en una «gran oportunidad de prosperidad y progreso seguro para el conjunto de la ciudadanía española».

A su juicio, España ha vuelto a un lugar «relevante» en la «locomotora europea» con su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y Estrategia de Transición Justa, y la acogida de la Cumbre del Clima (COP25), donde «impulsamos el marco de compromisos de la Agenda 2030 desde la cooperación internacional y la coherencia de políticas a nivel nacional”.

Durante el encuentro, Ribera ha señalado que «contamos con una agenda amplia, cuyo objetivo fundamental es superar la falsa dicotomía entre desarrollo o protección del medio ambiente».

«Necesitamos tender puentes entre generaciones, territorios, países, actores públicos y privados, y movernos con urgencia”, ha apostillado la ministra.

Agenda ambiental

Ha declarado que la agenda ambiental «puede ir de la mano de la inclusión social y territorial», así como «combatir la brecha de desigualdad».

Según Ribera, los convenios de transición justa, el impulso a las nuevas iniciativas laborales y la puesta en valor del territorio serán «nuestro campo de pruebas”.

En relación a la energía, la ministra ha abogado por “un modelo energético distinto” y, en este sentido, ha apuntado que la política del Gobierno «está orientada a la consecución de los objetivos en acción climática y ambiental de España», para «colocar al ciudadano en el centro del sistema energético, más diverso y participativo».

Prioridades energéticas

Fomentar el uso de energías renovables y su integración en redes inteligentes para la sustitución de la generación eléctrica convencional contaminante, el impulso de la electrificación de la economía española o la eficiencia energética como principio básico y eje transversal de la política energética, constituyen para Ribera las prioridades en este ámbito.

Todo ello, «requerirá mejoras en la planificación y prospectiva, y dar prioridad a los intereses del ciudadano-consumidor», así como «seguir con los trabajos para reducir la pobreza energética y alcanzar precios de consumo eléctrico más competitivos —para ciudadanos y empresas— y activar el autoconsumo».

«La solidaridad hacia los consumidores y trabajadores vulnerables constituye el eje vertebrador de la política energética», ha recalcado Teresa Ribera. EFEverde

 




Secciones: