Movilidad sostenible

Las reticencia al transporte público y el ecologismo consolidan movilidad sostenible

Vehículo eléctrico en las calles de París. #FotoLarena para @efeverde Archivo EFEverde @arturolarena para @efeverde

Laia Mataix Gómez.-EFEverde.- Tras la pandemia, la reticencia a usar el transporte público y la consolidación de la eclosión de la conciencia ecológica han propiciado el afianzamiento de la movilidad sostenible, especialmente la urbana, que se materializa en la compra de coches eléctricos o el aumento del servicio de ‘carsharing’.

“No todo el mundo puede usar una bicicleta o hay veces en las que los trayectos entre origen y destino no están cubiertos por el transporte público”, explica en una entrevista a Efe el managing director de Share Now España, David Bartolomé, por lo que las alternativas al vehículo de combustión se diversifican para adaptarse a la sociedad actual.

Las redes de vehículos eléctricos repartidos por diversas ciudades españolas de empresas como Share Now, que cuenta con una flota de 700 coches en la capital, tarifican los trayectos por minutos u horas y, en el caso de ésta, trabajan con la administración a través de un programa junto con la Oficina de Cambio Climático en el que auditan la cantidad de CO2 que ahorran.

Este servicio es “parte esencial de la movilidad del futuro”, destaca Bartolomé, que subraya que “aunque el coche nos ha dado mucha movilidad, el sistema ha colapsado, por lo que el ‘carsharing’ es la respuesta para evitar los impactos del vehículo privado sin llegar a tener que considerar al coche como un enemigo”.

Pero no solo esta prestación está al alza, un estudio de ‘Coches.com’ con información de más de 75.000 compradores, concluye que “la COVID-19 ha acelerado el cambio a vehículos ecológicos”, explica en una entrevista a Efeverde, el director de Marketing del portal web, Nuño López.

El acceso restringido a los núcleos urbanos a vehículos sin distintivo ambiental, sumado a un aumento de la conciencia ecológica de los consumidores y más incentivos por parte de la administración para su compra, han impulsado el interés por los ecológicos en los compradores españoles.

Con el retomar de la actividad tras los meses de confinamiento, se ha reavivado el interés por los coches menos contaminantes según confirma el aumento de búsquedas realizadas sobre esta temática, que han crecido un 5 % en un año.

Cero emisiones

Destaca, especialmente, la opción con cero emisiones, cuyas búsquedas han aumentado en un 88 %, mientras que las de híbrido lo han hecho en un 44 %.

Aunque, comparado con el año anterior según este portal, el interés por este tipo de vehículo se ha duplicado, “el comprador potencial de coche eléctrico no termina de comprometerse”, mientras que el híbrido tiene una intención de compra mucho más real debido a la mayor autonomía que ofrece.

Otro de los factores para la elección de este tipo de movilidad, es el descenso de la contaminación acústica, especialmente elevada en las ciudades y que, a diferencia de los de combustión, los motores eléctricos presentan una mayor eficiencia y sufren averías mucho menos frecuentes y más limpias, debido a la ausencia de combustible y aceite”, según explican desde Midas.

Pero no solo los vehículos de cuatro ruedas están virando haciendo un paradigma más respetuoso con el medio ambiente, las motos y las bicis eléctricas también se consolidan como alternativa, un ejemplo sería la aprobación del despliegue de 3.900 bicis eléctricas en Madrid.

Los datos de esta cadena especializada en la reparación y mantenimiento integral de automóviles revelan que, solo en el mes de julio, “el sector de dos ruedas ha experimentado un crecimiento del 20,3%, con un incremento de la venta de motos eléctricas que se han posicionado en el primer puesto”.

En definitiva, “lo que ha provocado la COVID es que se adelante dos años las tendencias en movilidad sostenible”, concluye López, y “ha acelerado la transformación que los propios fabricantes encaran”. EFEverde




Secciones: