CALIDAD AIRE

Las restricciones de movilidad en Madrid no tienen por qué reducir la contaminación

trafico Madrid, sin tráfico. EFE/Chema Moya

Las restricciones de movilidad en Madrid capital y algunos municipios de la comunidad autónoma podrían tener efecto en la calidad del aire, aunque es pronto para valorarlo, porque no se descarta mayor uso del transporte privado para evitar el público menos contaminante, por miedo a contagios, según Ecologistas en Acción.

Movilidad en Madrid

Fuentes de la organización han precisado a EFEverde que carecen aún de datos para evaluar el impacto de las nuevas medidas en Madrid, aún muy recientes, para frenar el coronavirus.

Los ciudadanos podrían cambiar sus hábitos de movilidad y utilizar con cautela o menos frecuentemente el transporte público, y podría incrementarse a su vez el uso del vehículo privado y sus respectivas emisiones, pero a la vez, los transportes sostenibles como la bicicleta, han explicado desde la organización.

Reducción de la contaminación

Desde Ecologistas en Acción (EA) han recordado la reducción de la contaminación que se registró en Madrid desde el confinamiento antes del verano, pero alertan de que podría incrementarse de nuevo por la vuelta a la actividad, hasta superar incluso límites anuales, en los próximos meses.

Durante el confinamiento “hubo una bajada importante de la contaminación, con valores nunca vistos en Madrid, próxima al 60 % de los niveles de habituales de dióxido de nitrógeno (NO2)”, ha explicado a EFEverde el responsable de calidad del aire de EA, Juan Bárcena.

Los niveles de contaminación durante el encierro motivado por la crisis sanitaria de la COVID-19 “eran similares a lugares como puede ser Guadalix de la Sierra” al respirar un aire “como si estuviéramos en un entorno natural”.

Esta reducción, para Bárcena, “fue una gran noticia” a nivel ambiental, aunque matiza que la organización “no reivindica que la solución a la contaminación pase por confinar a la ciudadanía” sino que esta disminución podría significar que el tráfico es “el principal factor de contaminación en Madrid”.

Durante dicho tiempo, “pasamos de tener unos niveles malsanos que vulneran valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud a tener unos índices de la sierra madrileña”.

“En Madrid sería posible tener unos valores de calidad de aire muy buenos si redujéramos bastante el uso del coche”, propone Bárcena, para avanzar en una movilidad en la ciudad de otra manera basada en “el transporte público, la bicicleta y el peatón” y al mismo tiempo, tener un aire mucho mejor”.

Respecto a alternativas de movilidad como el uso de bicicletas, Bárcena sostiene que “hay un mayor uso de este tipo de transporte” pero critica que el Ayuntamiento de Madrid “no ha dado facilidades frente a otras ciudades europeas que han impulsado este modelo como en el caso de París o Londres”.

Bárcena recuerda que el nivel de contaminación actual “se podría superar al final de año” en el caso de seguir la tendencia, aunque “tendremos que esperar a nuevas restricciones o si nos volverán a confinar”.

La organización publicará un nuevo informe a finales de este mes de octubre para constatar si la vuelta a la normalidad tras el desconfinamiento junto a las nuevas limitaciones en la capital española registra incidencia sobre la calidad del aire. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com