RESIDUOS INDUSTRIALES

Cementeras 1 Vertedero 0 La alternativa para la incineración de residuos

Cementeras 1 Vertedero 0 La alternativa para la incineración de residuos

Con temperaturas de hasta 2.000 grados centígrados, los hornos de las cementeras se han convertido en una alternativa "limpia" para quemar residuos domésticos e industriales, con los que sustituyen hasta el 40 % del combustible fósil habitual.

 

[youtube]http://youtu.be/1vdQzsfpIFE[/youtube]

Esta práctica, generalizada en Europa, reduce el volumen de residuos enviados a vertederos, donde aún acaba casi la mitad de las basuras generadas en España, un 58 % en 2012.

Luis Ángel Herreras López, director de la fábrica “El Alto“, la mas grande cementera de España, en Morata de Tajuña (Madrid), explicó a EFEverde el proceso y los controles de calidad que garantizan un aire limpio tras una combustión total en un circuito cerrado que lo aprovecha todo.

El proceso, indicó, no genera ni cenizas ni residuos secundarios al producto final de “clinker” y cemento, porque todo se aprovecha, incluso el agua se recicla, y el control de humos en las chimeneas se ciñe a los niveles de emisiones que marca la normativa europea, una de las mas exigentes del mundo.

Ahorro en  materias primas

“Todo el combustible se asimila al proceso y se integra al producto, con un ahorro en materias primas y en factura térmica, y la ventaja adicional de que los CDR (combustibles derivados de residuos) son mas baratos”, apuntó. Los CDR representan también un ahorro de CO2 en emisiones netas por su alto contenido en biomasa, añadió Herrera, que antes se ha desempeñado como director técnico y de Ingeniería de la fábrica y vicepresidente de Operaciones de una filial en Estados Unidos. La clave está en las altas temperaturas, dijo, “con una llama de 2.000 grados y tiempos de residencia de varios segundos, nuestros hornos no son una incineradora convencional”. P1010767 Junto con los CDR, a la fabricación de cemento se incorpora como combustible no convencional el triturado de neumáticos (“small”), que alcanza el 13 por ciento en el “mix energético sostenible” de la fábrica de El Alto.

Valorizar residuos

Valorizar, que es como se denomina la incorporación de un residuo a un proceso productivo, “ataca el ultimo eslabón el la jerarquía de residuos y evita que acaben en vertederos”, en línea con el objetivo comunitario de erradicar esos depósitos de basura en 2020. El último informe sobre reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España, encargado por la Funadción Laboral del Cemento y Medio Ambiente (CEMA), registra un incremento del los combustibles alternativos en el sector de 20 puntos desde 2004. Con la valorización, sostiene el documento, se ahorraron 362.000 toneladas de petróleo en 2011 y se evitó la emisión de 760.705 toneladas de CO2, cantidad que se atribuye al tráfico de 252.000 coches en un año. El director gerente de CEMA, Dimas Vallina, indicó a EFEverde que desde la Fundación se apoyan todos los procesos de sustitución de combustibles fósiles por combustibles derivados de residuos y se promueve la divulgación de aquellos de mas éxito. “España, con una dependencia energética de mas del 80 por ciento, está actualmente enterrando energía y envía a vertedero combustibles, como los residuos de plástico, con un poder calorífico similar al del gas natural”, dijo.

El 58 % de los residuos aún van al vertedero

Desde el punto de vista medioambiental, agregó, “es inasumible que en el año 2012 todavía se envíe a vertedero un 58 por ciento de los residuos del país, mientras en el resto de Europa los vertederos están prácticamente en vías de desaparición”. P1010746 Según datos de CEMA, el 90 por ciento del parque cementero español incorpora alguno de los 77 diferentes tipos de combustibles derivados de residuos permitidos para sustituir el habitual “coke” de petróleo, energía que representa el 22 por ciento del gasto del proceso productivo. Los métodos utilizados “cuentan con todas las garantías desde el punto de vista de seguridad y salud y todos los estudios de la comunidad científica ponen de manifiesto que la utilización de residuos en fabricas de cemento no modifican las emisiones ni se generan riesgos añadidos para la población o para el entorno”, añadió Vallina. Alrededor de la fábrica de El Alto, en el valle del río Tajuña, la cementera ha sembrado olivos, que gestiona con agricultores locales. El aceite, virgen extra, ya cuenta con dos cosechas. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies