RESIDUOS VERTEDEROS

Aeversu propone fomentar instalaciones de valoración energética de residuos

Imagen facilitada por Asoc. de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos (Aeversu).EFE

Las instalaciones de valorización energética, donde se convierten en energía los residuos que no pueden ser reciclados, reducen el volumen de los mismos en torno al 96-98 % y los hacen aprovechables para viviendas e industrias, asegura la Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos (Aeversu).

Aeversu plantea la valorización de los residuos para mejorar la gestión de la basura en España, en un momento en el que se está tramitando el periodo de información pública sobre la Orden Ministerial del impuesto al vertido e incineración de residuos a incluir en el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados. 

Residuos y vertederos

Recuerda la Asociación que la economía española generó 22,2 millones de toneladas de residuos urbanos, de los que se reciclaron 4 millones de toneladas. Más de la mitad de estos residuos generados se enviaron al vertedero (53,4%), “muy por encima del 3 % de los países del norte de Europa”, según la Memoria Anual sobre generación y gestión de residuos municipales correspondiente a 2018, publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. 

El presidente de Aeversu, Rafael Guinea, señala que estas estas cifras “no traen buenas noticias para el medio ambiente. Los niveles de vertido continúan siendo muy altos, y mucho más si realizamos esta comparativa con nuestros vecinos de Europa”.

“Por ello”, añade, “si queremos cumplir con la Agenda 2030, se debería ensalzar el valor y la importante función de la valorización energética, no solo por tratarse de un necesario eslabón de la economía circular, sino por el papel que cumple para la sociedad”.

Elevar las tasas, reducir residuos y valor energético

La Asociación propone tres medidas: elevar las tasas de los vertidos de residuos para hacer evidente los costes ambientales reales del vertido de los residuos y poner fin a los vertederos.

Asimismo, prohibir la entrada de ciertos residuos a los vertederos, sobre todo los que tienen un alto poder calorífico, por el espacio que ocupan y la contaminación que generan, y por su valor energético que ayuda a la mitigación al cambio climático como sustitutos de los combustibles fósiles.

Y, por último, reducir el porcentaje de residuos que van al vertedero.

Según Aeversu, para cumplir con la estrategia europea de Economía Circular, habría que duplicar el número de instalaciones de valoración energética, así como implementar y expandir redes de calefacción de distrito urbanas con la correspondiente sustitución de energías fósiles.

Una de las diferencias entre vertederos e instalaciones de valorización energética, según la entidad, es que en las últimas se reduce el volumen de residuos en torno al 96-98%, convirtiendo los que no pueden ser reciclados en energía y calor aprovechable para viviendas e industrias.

Con relación a las emisiones, en Europa los vertederos emiten 58,8 Mt CO2 eq (58,8 megatoneladas dióxido de carbono equivalente), mientras las plantas de valoración energética europeas, incluidas las de Aeversu, actúan como sumidero con unas emisiones netas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) negativas, de -3,3 Mt CO2 eq, según datos de un informe del Ministerio Federal alemán de Medio Ambiente. 

Existe una “significativa diferencia” entre los vertederos y las instalaciones de valorización energética, estos  datos ponen de relieve que la valorización energética es la mejor alternativa al vertedero para los residuos no reciclables, espacios en los que se acumula la basura en cantidades
ingentes, elevando el riesgo medioambiental y el riesgo de salud, señalan. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com