MODA SOSTENIBLE

Los representantes de la moda reconocen que “el mercado demanda prendas eco”

Foto de archivo EFE/ Luis Eduardo Noriega

Representantes del sector de la moda han subrayado durante un encuentro virtual la importancia del fomento de la economía circular y el empleo de tecnologías respetuosas con el medioambiente, porque los ciudadanos demandan “prendas eco”.

En la II Jornada sobre “Sostenibilidad, Responsabilidad e Innovación en el Diseño de Moda” organizado por el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) de la Universidad Politécnica y Tendam, con el apoyo de Madrid Capital De Moda del Ayuntamiento, han participado expertos en moda y en el ámbito de la responsabilidad social que han abordado objetivos y logros enfocados en el compromiso de la sostenibilidad del sector.

Los participantes han coincidido en que algunos de los principales retos son la mejora en los tejidos para aumentar la duración de las prendas, el fomento de la economía circular y el reciclaje, y el empleo de tecnologías respetuosas con el ambiente.

Las prendas de un solo material son “más fáciles de reciclar” y, por tanto, más sostenibles que aquellas que mezclan tejidos, como el algodón y el poliéster, ha explicado el director de diseño en Springfield, Albert Mora

Según Mora, no se trata solo de que su compañía se haya dado cuenta de que los recursos del planeta son limitados, es que además “el mercado demanda prendas eco”, y ha asegurado que cuando él estaba en la universidad no se hablaba de sostenibilidad en la moda.

Ha insistido en que Springfield está tratando de hacer las cosas “un poco mejor, para acabar haciéndolas bien”, ya que es una empresa “muy grande” y, por ello, tienen “mucha responsabilidad”.

Mora ha explicado que los grandes retos de las organizaciones son elaborar una hoja de ruta, ya que “tenemos que tener muy claro  a dónde queremos ir y cuándo queremos llegar”; centrarse en la trazabilidad, “un gran dolor de cabeza puesto que debemos idear dónde, cómo y de qué manera queremos hacer las cosas”; además de mejorar la formación y la transparencia.

En su opinión, es muy importante tener controlado el viaje que hace cada prenda y ha asegurado que Springfield utiliza el mar a la hora de transportar sus productos, ya que “es menos malo” que el avión.

“Nos queda mucho camino, pero hemos cogido velocidad y cuando tienes inercia es todo mucho más fácil”, ha sentenciado el diseñador.

Por su parte, Kavita Parmar, de la marca IOU Project, ha explicado que su marca “es un pequeño negocio con fragrante componente medioambiental, social y local, que ensalza la calidad frente a la cantidad”.

Parmar ha  puesto en valor la denominación de origen explicando que al igual que nunca compraríamos un vino Rioja hecho en China, tampoco deberíamos hacerlo con un jersey de cachemira, porque “Rioja es un lugar, la Cachemira es otro lugar y eso se está olvidando”.

Esta diseñadora de origen indio añade un código QR a cada prenda para que el comprador pueda saber la historia del artista que la elaboró: “El artesano transmite valores, cultura, modos de ser y de sentir”, ha concluido. EFEverde




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com