CORONAVIRUS PAISAJISMO

El mundo vera una “renaturalización” del planeta y los domicilios, prevé experto

Vista de los jardines del Partal de la Alhambra en Granada. EFE/ Miguel Ángel Molina

Rafael González .- Efeverde.-  La reclusión forzada por el coronavirus provocará “un cambio claro de tendencia en las inversiones económicas de la sociedad”, una renaturalización que se orientará hacia el interior del hogar y los espacios verdes con jardines verticales, plantas colgantes o huertos urbanos en balcones y terrazas, ha pronosticado a Efe el paisajista Fernando Pozuelo.

Reducir el estrés o ansiedad, reforzar el sistema inmunitario o mejorar las relaciones sociales son algunos de los beneficios que aportan los parques y jardines públicos, entornos naturales de los que España presume y que desean volver a abrir cuanto antes para seguir proporcionando auténticos ‘baños de naturaleza’.

Su lejanía medioambiental, cuando se produce “de forma premeditada o forzada, nos hace muchísimo más vulnerables a cualquier enfermedad y nos curamos con más dificultad”.

Esta debilidad podría paliarse con paseos por, entre otros, los emblemáticos Jardines del Generalife -que alberga La Alhambra en Granada- pasando por los del Pazo de Oca -en el municipio pontevedrés de La Estrada-, los del Palacio Real de la Granja -en Segovia- o los del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y los de Aranjuez -ambos en Madrid-, pero todos ellos echaron el cierre debido a la actual pandemia.

Para paliar el acceso a estos lugares, se registra hoy día una “alta demanda” de elementos relacionados con el jardín pero adaptados al propio domicilio, que en su opinión forman parte de una “nueva renaturalización del planeta”, una “corriente a nivel mundial” que propiciará “una transformación en los próximos años” ya que “las personas invierten en su vivienda porque así ahorran dinero, cuidan su salud, dejan un legado a sus hijos y otorgan valor a su residencia”.

Revalorización

El paisajismo constituye así “una forma de revalorización”, ya que en el propio hogar “sin ser médicos somos capaces de administrar salud, sin ser psicólogos generamos terapia mediante la gestión adecuada del trastorno de déficit de la Naturaleza, sin ser inversores podemos mejorar los activos inmobiliarios e incluso sin ser científicos ayudamos a descontaminar la Tierra”.

Este ingeniero agrícola cita además algunos estudios “que demuestran que en los espacios donde hay Naturaleza, luz natural o vegetación disminuyen las bajas laborales” y la diferencia entre disfrutarlos en el exterior o tenerlos en casa sólo radica en las horas de exposición: quien los alberga en su domicilio “dispone de 24 horas al día de terapia”.

renaturalización

Jardín Botánico de Madrid. EFE/ Óscar Moreno/ Archivo

Sostenibilidad

El retorno a lo natural apuesta por la sostenibilidad, con “jardines de bajo consumo hídrico y capaces de medir la descontaminación en el medio”, empleando materiales “que van desde lo esencial, la tierra, hasta áridos como triturados de piedras naturales, cerámicos o de polvo de cristal”.

Todo ello, unido a un “bajo mantenimiento” que convierten a los jardines en lugares “fáciles de cuidar” de manera adecuada a lo largo del tiempo, dentro de una tradición paisajística, la española, que Pozuelo califica como “buena”, pese a que “vamos un pasito por detrás de Europa” debido a que “nuestra cultura, desde mi punto de vista, está más echada a la calle actualmente y no está tan arraigada”

Sensibilidad especial

Aún así, los paisajistas españoles disponen de una “sensibilidad especial” y una “finura en su arte” que se refleja en lugares como el complejo monumental de La Alhambra, con sus “galerías, retablos, el sonido del agua, el brillo…”, que califica de “obra virtuosa” y “maravilla de la ingeniería”.

Así lo demuestra que “el agua combinada con las corrientes cruzadas conseguía que la temperatura jamás subiera de los 28 ó 30 grados, mientras en el exterior podía llegar a los 40 grados”, describe con admiración.

Los paisajistas contemporáneos, herederos del legado nazarí, aglutinan “toda esa herencia y todo ese sabor” gracias a “su capacidad de percepción u observación” y a “su cualidad artística”. EFEverde

 




Secciones: