ENERGÍA NUCLEAR

La ONU prevé un renacer de la energía nuclear por primera vez desde Fukushima

energía nuclear Fotografía de archivo de una central nuclear. EFE/Stringer

La producción de energía nuclear puede llegar a ser en 2050 el doble que la actual, según el cálculo más optimista realizado por la ONU y que actualiza al alza, por primera vez desde el accidente de Fukushima de 2011, el uso de esta fuente en el contexto de la lucha contra la crisis climática.

“Las nuevas proyecciones del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) muestran que la energía nuclear seguirá desempeñando un papel indispensable en la producción de energía con bajas emisiones de carbono”, segura el director general de esa agencia de la ONU, en un comunicado.

El OIEA acaba de publicar un informe en que prevé un escenario en el que la producción de energía nuclear se duplique hasta los 792 gigavatios eléctricos en 2050, una 10 % más de lo que preveía para ese año en su último cálculo, realizado en 2020.

“Muchos países están considerando la introducción de potencia nuclear para impulsar la producción de energía fiable y limpia”, indica el OIEA al justificar esa previsión que, precisa, no significa aún que haya un cambio definitivo de tendencia

Para ello, será preciso aplicar nuevas tecnologías nucleares y construir muchas centrales nucleares nuevas para sustituir a las actuales, de las que el 66 % llevan operativas ya 30 años y cuya vida operativa llegará sólo hasta los 60 u 80.

La incertidumbre sobre la sustitución de esos reactores es especialmente grande en Europa y Estados Unidos.

De hecho, en los cálculos se incluye un escenario más pesimista en el que la producción de energía nuclear se estancará y será en 2050 la misma que la actual.

Tras el accidente nuclear de la central japonesa de Fukushima y la reapertura del debate sobre los riesgos de la energía atómica, Alemania anunció que el año que viene dejará de operar centrales nucleares, España y Suiza decidieron no construir nuevas plantas y Japón paralizó durante varias semanas todas sus centrales.

Según el propio OIEA, entre 2011 y 2020 un total de 65 reactores dejaron de funcionar o su vida útil no fue prolongada, con lo que se perdió aproximadamente un 12 % de la producción de este tipo de energía.

En 2020, la energía nuclear generó en torno al 10 % de la electricidad mundial, una cifra muy lejos del 37 % del carbón, la fuente de energía más usada y la más contaminante.

En sus nuevas proyecciones, el OIEA confía en que la energía nuclear llegue a aportar el 12 % de la electricidad mundial en 2050.

“Las conclusiones del informe representan un signo alentador de la creciente concienciación de que la energía nuclear, que no emite dióxido de carbono durante su funcionamiento, es absolutamente vital en nuestros esfuerzos por alcanzar las emisiones netas cero”, resaltó Grossi. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com