TIEMPO INVIERNO

Remiten las lluvias fuertes y a mitad de semana suben los termómetros

Personas paseando por Bilbao. Un grupo de personas se protegen de la lluvia. EFE/LUIS TEJIDO

Las lluvias intensas y en ocasiones torrenciales que han afectado a la costa sur andaluza el pasado fin de semana irán remitiendo en los próximos días, pero seguirá la inestabilidad en el sureste y Baleares y hará fresco hasta el miércoles, cuando empezarán a subir las temperaturas.

Una borrasca que se ha desplazado desde el Golfo de Cádiz hasta el norte de Marruecos ha sido el motivo de los intensos chubascos que el pasado fin de semana han afectado al área del Estrecho, el litoral sur andaluz y en especial a Ceuta, donde el viernes 5 de marzo se recogieron 134,2 litros por metro cuadrado en 24 horas, cantidad que “no supone récord de precipitación” en la ciudad autónoma en el mes de marzo ni en ese intervalo de tiempo.7

Lluvia torrencial en Ceuta

Sin embargo, y según han informado este lunes desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ceuta registró el viernes un episodio de lluvia torrencial entre las 16,40 y las 17,40 horas, cuando se llegaron a recoger 75,6 litros por metro cuadrado en solo una hora.

En la jornada del sábado 6 destacaron los 99,9 litros por metro cuadrado que cayeron en Tarifa (Cádiz) y que marcaron su récord de precipitación en 24 horas en el mes de marzo desde 1920, seguida por los 99 litros por metro cuadrado que se recogieron en San Roque (Cádiz), los 58 litros de Ceuta o los 50 litros por metro cuadrado de Estepona (Málaga).

El domingo las lluvias se desplazaron hacia el sureste peninsular y fueron especialmente intensas en Cartagena (Murcia), con 46 litros por metro cuadrado; en Jávea (Alicante), con 61 litros/metro cuadrado, Alicante capital, con 50 litros/metro cuadrado o Almería, que acumuló 45 litros por metro cuadrado de precipitación.

Las predicciones de la Aemet apuntan a que “una especie de lengua de aire frío” instalada en la atmósfera unida a los vientos húmedos del Mediterráneo harán que en la jornada de este lunes continúen las lluvias, en ocasiones localmente fuertes, en la comunidad valenciana, Murcia, Andalucía oriental y Baleares, con posibles chubascos tormentosos en el centro y Cantábrico, donde la cota de nieve bajará hasta los 800 metros.

También lloverá en el Estrecho, aunque ya no de manera tan abundante, mientras en el resto de la Península no se descartan chaparrones, menos probables cuanto más al oeste. Las temperaturas bajan en la mitad norte y suben en el sureste peninsular.

Mañana seguirá la inestabilidad

Mañana martes seguirá la inestabilidad en el sureste peninsular y Baleares, con chubascos tormentosos más probables a partir del mediodía y localmente fuertes y persistentes en el litoral andaluz oriental y Murcia, con posibilidad de que sean tormentosos en el entorno del Sistema Ibérico, Pirineos y puntos de la Meseta sur y débiles en el Cantábrico.

La cota de nieve bajará a primera hora en el extremo norte hasta los 800 metros pero subirá pronto hasta los 1.000 o 1.200 metros, en tanto que en el resto del país habrá nubes de evolución con algunas lluvias o chaparrones débiles.

Las temperaturas nocturnas bajan y habrá heladas en buena parte del interior de la mitad norte, más intensas en zonas de montaña, y de día seguirán estables con ambiente fresco en general.

A partir del miércoles 10 la situación tiende a estabilizarse, aunque la entrada de frentes por Galicia, Cantábrico, Pirineos y norte de Cataluña dejarán lluvias débiles que continuarán en días sucesivos e intervalos de viento fuerte.

Heladas de madrugada

En el resto del país estará despejado o se formarán nubes de evolución diurna que podrían dejar algún chubasco en el sureste peninsular pero tenderán a remitir y sólo helará ya de madrugada en zonas de montaña y en ambas mesetas, de manera que de noche se podría bajar de -5 grados en el este de Castilla y León, nordeste de Castilla-La Mancha y sur de Aragón.

De día suben las temperaturas notablemente en la mitad norte, interior de las comunidades cantábricas y alto Ebro, con valores hasta 10 grados superiores a los del martes, situación que se mantendrá el jueves 11, en que desaparecen prácticamente las heladas y se superarán los 20 grados en puntos del Cantábrico, cuenca del Ebro, área del Mediterráneo y mitad sur.

El viernes 12 bajan las temperaturas en la mitad norte y suben en el resto del país, ascenso que continuará el fin de semana salvo en el área mediterránea, donde bajarán algo, mientras de noche helará débilmente en el interior de la mitad norte y páramos del centro, pero los valores en general serán normales para la época y algo frescos de noche.

En Canarias se esperan lluvias toda la semana en el norte de las islas más montañosas que irán remitiendo a partir del miércoles, dejando cielos poco nubosos en general y temperaturas en ascenso, aunque el jueves o viernes podría llegar polvo en suspensión que causará calima. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com