R. UNIDO ECONOMÍA VERDE

Reino Unido busca relanzar la economía con una “revolución industrial verde”

Reino Unido busca relanzar economía con una "revolución industrial verde". EFE/EPA/NEIL HALL

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, presentó este miércoles un plan para iniciar una “revolución industrial verde” centrada en el impulso de los vehículos eléctricos y las energías renovables que relance la economía del Reino Unido tras la pandemia.

El Gobierno ha presentado una hoja de ruta con diez prioridades medioambientales, respaldadas por un paquete de 12.000 millones de libras (13.430 millones de euros) con el que espera crear 250.000 puestos de trabajo en esta década y movilizar tres veces más inversión desde el sector privado.

La medida estrella es la prohibición de vender nuevos vehículos diésel y gasolina a partir de 2030, una restricción con la que Johnson aspira a avanzar hacia el compromiso de lograr cero emisiones netas contaminantes en 2050 y reforzar al mismo tiempo la industrias británicas basadas en tecnologías limpias.

El Ejecutivo dedicará 1.300 millones de libras (1.450 millones de euros) a expandir la red de puntos de recarga eléctricos; 500 millones de libras (560 millones de euros) a la producción de baterías y 582 millones de libras (650 millones de euros) a subvencionar la compra de vehículos de cero o “ultrabajas” emisiones.

También prevé impulsar la energía nuclear, las soluciones con hidrógeno como combustible y la generación de energía eólica “offshore”.

coche eléctrico

Se prohíbe la venta de nuevos vehículos diésel y gasolina a partir de 2030, con el objetivo de lograr cero emisiones netas contaminantes en 2050. EPA/ANDY RAIN

“Vamos a convertir al Reino Unido en la Arabia Saudí del viento”, dijo Johnson en una tribuna escrita por él y publicada hoy por el diario “Financial Times”.

El primer ministro respondió hoy por primera vez en la sesión de preguntas al Gobierno de forma virtual, ya que se encuentra confinado en su residencia de Downing Street después de haber permanecido en contacto recientemente con un caso positivo de coronavirus.

“Este es el momento de planear una recuperación verde con puestos de trabajo de alta cualificación que otorguen a la gente la satisfacción de saber que están contribuyendo a hacer que este país sea más limpio, más verde y más bello”, dijo en su artículo el primer ministro, que el próximo año será el anfitrión de la cumbre del clima COP26 en Glasgow (Escocia).

Los ecologistas piden mayor inversión

Cuando el Ejecutivo británico avanzó el martes por la noche su intención de prohibir los automóviles diésel y de gasolina en 2030, la organización ecologista Greenpeace UK dio la bienvenida a la medida como un “punto de inflexión histórico en las acciones climáticas”.

Al conocerse este miércoles los detalles de la hoja de ruta medioambiental del Gobierno, la organización matizó que a pesar de ese “gran paso” adelante, la inversión prevista no es suficiente para cumplir con los objetivos climáticos de cara a 2050.

Criticó que solo 4.000 millones de libras (4.475 millones de euros) del paquete anunciado corresponde a nuevos proyectos y exigió 9.200 millones de libras adicionales (10.290 millones de euros) para mejorar la eficiencia energética de las viviendas y 10.000 millones de libras (11.188 millones de euros) para transporte público ecológico.

El portavoz de Energía de la oposición laborista, Ed Miliband, afirmó, por su parte, que la financiación anunciada por Johnson “no cumple ni remotamente la escala de lo que es necesario para hacer frente a la emergencia laboral y climática” a la que se enfrenta el país.

La inversión prevista por el Ejecutivo conservador “palidece en comparación con las decenas de miles de millones que han comprometido Francia y Alemania”, agregó.

La industria saluda el “ambicioso” plan 

La viceconsejera delegada de la patronal de las renovables RenewableUK, Melanie Onn, dio la bienvenida al “ambicioso” proyecto del Gobierno.

“El éxito del Reino Unido en energía eólica nos pone en una posición privilegiada para ser líderes globales en un amplio rango de industrias de tecnologías limpias”, afirmó Onn en un comunicado.

También celebró los planes el director ejecutivo de la Asociación de la Industria Nuclear, Tom Greatrex, que consideró que “alcanzar las cero emisiones netas mientras se logran empleos cualificados de larga duración, crecimiento económico y potenciales exportaciones es una oportunidad para el país”.

El presidente de la Asociación del Automóvil (AA), Edmund King, destacó que la fecha límite de 2030 para la venta de vehículos contaminantes es “increíblemente ambiciosa”, pero consideró que “la revolución eléctrica puede florecer” en la próxima década.

El plan también prevé la creación de nuevas áreas de protección natural y parques nacionales. EFE/EPA/NEIL HALL

Protección de la naturaleza

Junto con el plan de inversiones, el Gobierno prevé la creación de nuevas áreas de protección natural y parques nacionales con el objetivo de que el 30 % del territorio del Reino Unido esté protegido dentro de nueve años.

“Un medioambiente saludable no es solo importante para la fauna y la flora, sino también para mantener la salud de nuestra sociedad y nuestra economía”, sostuvo Tony Juniper, presidente de Natural England, la agencia pública de protección medioambiental de Inglaterra.

“Invirtiendo en la naturaleza podemos obtener enormes retornos”, subrayó Juniper, como “adaptación al cambio del clima, asegurar el suministro de agua limpia, impulsar el turismo y proteger la seguridad alimentaria”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com