BOLIVIA INCENDIOS

Una región boliviana declara situación de desastre por incendios forestales

Incendio en Bolivia. Archivo EFE/STR

La región boliviana de Santa Cruz declaró este viernes la situación de desastre, para facilitar la ayuda estatal con la que combatir incendios que arrasaron unas 831.000 hectáreas hasta el momento.

El 37 por ciento de esta región oriental del país, de unos 370.000 kilómetros cuadrados, está en riesgo extremo de incendios forestales y un 20 por ciento en riesgo muy alto, advirtió el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

El gobernador compareció ante los medios en Santa Cruz, capital del departamento del mismo nombre, tras una reunión de un comité de crisis que acordó la declaratoria de desastre, acompañado del ministro interino de Defensa de Bolivia, Luis Fernando López, que coordina labores de lucha contra el fuego.

Las altas temperaturas, la baja humedad y las escasas probabilidades de lluvia dibujan un escenario desfavorable para el control de los 34 incendios activos en la región, en zonas además con una orografía que dificulta las labores contra las llamas, relató Costas.

“Se necesita sumar mucho más esfuerzo”, advirtió, tanto en recursos humanos como materiales, ante unos fuegos que en su mayoría son por imprudencias o intencionados, incluso que vuelven a aparecer tras ser controlados.

La autoridad recordó que existen más de cuatrocientos procesos sancionadores contra acusados de iniciar fuegos con prácticas como quemas con fines agrícolas, pese a estar prohibidas, otras 17 causas penales y cinco detenidos.

De ellos, tres fueron enviados a prisión preventiva y dos condenados a penas de cárcel, aunque uno fue eximido por razones de edad, en una sentencia que se considera pionera en el país contra incendiarios.

Zonas afectadas

Rubén Costas comentó que las zonas afectadas son ricas en flora y fauna, con especies como la paraba azul.

Por su parte, el ministro interino de Defensa confesó que “duele” ver el desastre medioambiental, por el “altísimo impacto” en la riqueza natural de la zona.

López apuntó a que hay muchos más culpables que los ya procesados, porque “esto es provocado”, por lo que instó a identificarlos para llevarlos ante la Justicia.

Una treintena de militares trabajan en zonas afectadas y se espera el refuerzo de un centenar de bomberos, entre otros efectivos, señaló.

La preocupación son unas cien familias que viven dispersas en una zona afectada, para las que está lista la ayuda necesaria, subrayó.

El año pasado hasta esta fecha habían ardido cerca de cuatro millones de hectáreas en Santa Cruz, la mayor región de Bolivia. EFEverde

Te puede interesar:

La caza de animales que huyen, otro de los males por incendios en Bolivia

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com