NAVIDAD SOSTENIBLE

Regalos ecosociales para una Navidad sostenible y solidaria

Regalos de Navidad. EFE/ Caroline Blumberg/ARCHIVO.

Iluminada Abellán Miñarro.- EFEverde.- El apadrinamiento de un árbol, financiar el acceso a agua potable de personas con problemas de abastecimiento o el reciclaje de 1 kilogramo de residuos de nuestros mares son algunas de las opciones de regalos ecosociales disponibles para disfrutar de una Navidad sostenible, solidaria y con menor huella de carbono este 2020.

Regalar productos sostenibles y justos significa apostar por “la salud del planeta, el respeto a los derechos humanos de quienes los elaboran y la lucha contra la pobreza”, sostiene la responsable de comunicación de la asociación humanitaria SETEM Madrid, Ana Carrascón.

Carrascón recuerda que “en estas fechas tan señaladas, en las que el consumismo se dispara de manera desorbitada, debemos reflexionar sobre el impacto que tienen nuestras decisiones de compra, tanto en las vidas de sus productores como sobre el medio ambiente”.

Muchos de los artículos cuyo consumo se incrementa en Navidad, como el chocolate, los juguetes o la moda, “esconden situaciones de vulneración sistemática de derechos y suponen un alto coste para la naturaleza”, por lo que “si deseamos avanzar hacia un modelo de desarrollo más sostenible, será imprescindible incorporar el consumo crítico y responsable en nuestras tradiciones y participar de iniciativas de economía solidaria”, explica.

Desde la organización Ecologistas en Acción instan a los ciudadanos a consumir productos locales y artesanales, adoptar animales en vez de comprarlos, asociarse a proyectos colectivos o acudir a mercados de trueque, en el marco de su campaña #RegalaEcologismo, que pretende “incentivar un consumo responsable a través del activismo, animando a la sociedad a regalar compromiso”.

Regala árboles para causas sociales

Regalar el apadrinamiento de un olivo centenario es posible gracias al proyecto referente en sostenibilidad “Apadrina un olivo”, que tiene por objetivo “promover la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas, combatir la despoblación e impulsar el turismo rural” en la localidad turolense de Oliete.

Además de salvar del abandono a un árbol y reducir la huella de carbono, esta pequeña acción favorecerá el “desarrollo económico del pueblo”, pues la recuperación de los olivos constituye “un motor de empleo verde para los agricultores locales y colectivos en riesgo de exclusión social”.

Con esta propuesta se puede “elegir un árbol, bautizarlo, hacer un seguimiento de su evolución con la app ‘Mi olivo’ y visitarlo siempre que quieras”, asimismo, el padrino o madrina recibirá como “agradecimiento” dos litros de aceite virgen extra de los olivos recuperados, premiado como el Mejor Aceite del Bajo Aragón 2020.

La empresa Treedom también ofrece la posibilidad de “regalar la plantación de un árbol a distancia y monitorear su crecimiento, beneficios e impacto” a través de una página personalizada.

Ello contribuirá a mitigar la “huella de la Navidad en el planeta”, puesto que, según un comunicado facilitado por la entidad, estas fiestas representan “el 30 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un año”.

Su misión consiste en generar ecosistemas sostenibles que “absorban ingentes cantidades de CO2 y apoyar proyectos agroforestales” en 17 países en desarrollo ubicados en el hemisferio sur -África, Latinoamérica y Asia-, a fin de propiciar “un empoderamiento de las comunidades que se encargan del cuidado de los árboles y que obtienen ingresos debido a esta labor”.

Así, Treedom ha presentado la campaña #ElRegaloMásGrande para animar a unirse a esta causa social “dirigida a proteger el medio ambiente y fomentar la cooperación para el desarrollo en regiones desfavorecidas”.

El fundador de Treedom, Federico Garcea, ha subrayado la importancia de “invertir en el consumo responsable y aportar un granito de arena haciendo el mayor regalo al planeta y a todas las especies que lo habitan”.

Regala acceso a agua potable a miles de personas

“Es momento de regalar, no sólo a la familia y amigos, sino también a aquellas personas cuya Navidad no es tan dichosa”, han destacado la firma californiana Dockers y la organización humanitaria Waves for Water en un comunicado, en el que invitan a empresas y particulares a sumarse a su compromiso para “acabar con la crisis global del agua”.

“El acceso al agua potable es un derecho humano fundamental y al realizar una donación, se obsequia con un filtro de agua a los sectores más vulnerables afectados por la escasez de este recurso”, aseguran.

Además, por cada filtro regalado, ambas entidades donarán otro.

Esta iniciativa centra sus esfuerzos en resolver el problema de abastecimiento y potabilización de agua en lugares que carecen de acceso a ella, mediante “la construcción de sistemas de recolección y almacenamiento de aguas pluviales, el empleo de mecanismos portátiles de filtración, la excavación y renovación de pozos perforados”, entre otras soluciones tecnológicas orientadas a “suministrar agua limpia a todas las personas que la necesitan”.

Regala 1kg de residuos de nuestros mares

La Fundación Ecomar plantea regalar “una botella personalizada y reutilizable que cuida el mar”, ya que con la compra de una botella, se evitará que “345 botellas de plástico lleguen a vertederos y mares”.

Cada contribución implicará la recogida de 1 kg de los residuos que contaminan los océanos.

Otras sugerencias de regalos al planeta

La ecommerce española Decowood propone decorar esta Navidad con “un árbol sostenible y solidario”, fabricado con madera procedente de “bosques de proximidad”, y convertir la época navideña en una “ocasión para compartir y ayudar a los más necesitados”.

Por ello, “todos los fondos recaudados con la venta del árbol irán destinados a apoyar a la Fundación Nendéu”, una entidad social que brinda educación, asistencia y atención especializada a personas con discapacidad intelectual.

La turronera alicantina Turrones Picó ha lanzado su campaña navideña “Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo” con un listado de “diez posibles regalos que podemos hacerle al planeta”, entre los que se incluyen: estimular el ahorro energético usando luces de bajo consumo, preparar una mesa con menaje ecológico o emplear adornos confeccionados con materiales reciclados. EFEVerde.




Secciones: