RECICLAJE RAEE

Recyclia impulsa un sistema colectivo de reciclaje de residuos de impresoras

Recyclia impulsa un sistema colectivo de reciclaje de residuos de impresoras Foto cedida por Recyclia de su sistema de recogida de residuos de impresoras. EFE

El grupo Recyclia ha puesto en marcha el primer sistema colectivo de reciclaje de residuos de impresoras, que se desplegará a través de 42.000 puntos de recogida donde prevé gestionar unas 1.000 toneladas, según estimaciones de la entidad dedicada a la recogida de aparatos electrónicos.

La puesta en marcha de estos sistemas de reciclaje llega de la mano de un cambio normativo en España, que entrará en vigor el próximo 15 de agosto, por el cual los consumibles de impresión con partes eléctricas -“la mayoría de los que se comercializan”- pasarán a ser considerados como “residuos electrónicos”.

Cambio normativo

Este cambio en la denominación de estos deshechos trasladará a los productores de consumibles la responsabilidad de financiar y organizar la recogida de estos residuos, informa hoy Recyclia en un comunicado.

Un total de 6,6 millones de unidades son las que Recyclia prevé recoger durante su primer año de actividad en estos nuevos sistemas denominados Tragatóner y Tragatinta, mediante los cuales se ofrecerán soluciones “eficaces, probadas y plenamente operativas” para la gestión de estos residuos, ha informado en un comunicado.

Los cartuchos de tinta, procedentes “en su mayoría del canal doméstico”, representarán el 23 % de las toneladas, frente al 77 % que conformarán los cartuchos de tóner recogidos en el sector de la distribución.

También productores y distribuidores 

Según la nueva legislación, los productores tendrán que cumplir el objetivo de recogida fijado para 2018 para el resto de aparatos electrónicos: un 55 % de la media del peso de los cartuchos introducidos en el mercado español en los tres últimos años.

Por su parte, los distribuidores de consumibles tendrán que recoger el cartucho en desuso, en caso de que el consumidor compre uno nuevo, y los establecimientos superiores a 400 metros cuadrados tendrán que proveer de contenedores para recoger el consumible usado.

Estas regulaciones serán aplicables a la venta física de los productos pero también a las que se realicen en internet, han indicado desde la entidad que aglutina a las Fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Ecolum y se dedica a la recogida y reciclaje de equipos y dispositivos eléctricos y electrónicos (RAEE) en desuso y pilas desechadas. EFEverde




Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies