RECICLAJE RAEE

Recyclia gestionó más de 57.700 toneladas de residuos electrónicos en 2019

residuos electrónicos en 2019 Fotografía de archivo. EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT

El reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) creció un 42 % en 2019 respecto al año anterior, con un total de 57.520 toneladas gestionadas por Recyclia de acuerdo con los datos facilitados este miércoles por esta entidad y presentados por su consejero delegado, José Pérez.

Con esta cifra, “establece otro récord de recogida anual”, al duplicar en tres años el volumen de residuos recuperados y además superar el objetivo obligatorio de reciclaje de pilas gracias a la gestión de 3.311 toneladas de pilas domésticas, el 46% de las comercializadas en nuestro país durante el año pasado.

Crecimiento de los puntos de recogida

Recyclia también registró un crecimiento en el número de puntos de recogida a lo largo de 2019, ya que alcanzó la cifra de 17.664 nuevos puntos destinados a la recuperación de RAEE, con lo que eleva a más de 79.000 el total, de los que más de 38.000 se destinan a aparatos electrónicos y cerca de 41.000, a pilas y baterías.

El crecimiento se debe “en gran medida” al aumento de la red de lugares de recogida de ‘Tragatóner/Tragatinta’, una iniciativa para gestionar los residuos de cartuchos de impresión, que cerró 2019 con más de 7.600 puntos.

A estos datos hay que sumar el hecho de que Recyclia, integrada por las fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimilec y Ecolum, “ha reforzado su posición como la entidad del sector de gestión de residuos con más fabricantes e importadores de aparatos electrónicos y pilas y baterías adheridos, concretamente 1.616, un 4% más que en 2018”, según sus propios datos.

Los adheridos a Recyclia comercializan “uno de cada dos aparatos de informática y telecomunicaciones de pequeñas dimensiones”, así como “uno de cada cuatro aparatos profesionales” en el mercado en España.

Eficacia de los procesos y sensibilización ambiental

Pérez ha indicado que esta tendencia ascendente es fruto de la combinación de “la eficacia y optimización de nuestros procesos de recogida y de reciclaje, unidas a la creciente sensibilización medioambiental de los ciudadanos”.

Por fundaciones, Ecopilas gestionó más de 7.200 toneladas de pilas y baterías de todo tipo; Ecofimática recicló más de 7.200 toneladas de aparatos ofimáticos y de impresión; Ecoasimelec, casi 44.600 toneladas de residuos desde teléfonos móviles hasta escáneres médicos y Ecolum, cerca de 5.700 toneladas de residuos de iluminación.

Otro punto a destacar respecto al informe de hoy es la gestión de 112 toneladas de paneles fotovoltaicos, lo que supone un crecimiento del 136 % respecto a 2018, “a pesar de que se trata de un flujo de residuos aún reducido dado que la vida útil media de este tipo de aparatos es de entre 20 y 25 años y su reciclaje es obligatorio desde 2015”, ha precisado la entidad. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com