MAR MENOR

La recuperación del Mar Menor, un proceso “largo y muy complejo”

Mar Menor. Foto cedida por el MIteco.EFE Mar Menor. Foto cedida por el MIteco.EFE

La recuperación del Mar Menor pasa por atajar la entrada de sedimentos y nutrientes a la laguna, según un informe del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que también augura que, se tratará de un “proceso largo y muy complejo”.

Dicho informe, encargado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) afirma que, incluso con la eliminación de todas las entradas de nutrientes procedentes de la cuenca, la liberación de nutrientes desde sus fondos y los aportes desde las aguas subterráneas continuarán bastante tiempo.

Por tanto, es necesario “impedir la entrada de sedimentos” y mejorar las técnicas de fertilización agrícola en cantidades, tiempo y formas de aplicación, para conseguir que la propia cuenca sea capaz de eliminar los nutrientes que aun pudiesen circular, según datos del IEO.

Asimismo, se deberían adoptar medidas para reducir los aportes desde los centros urbanos ribereños, mejorando la red de saneamiento y evitando descargas de los afluentes urbanos tratados o sin tratar a la laguna.

mar menor protesta

Activistas de las plataformas Por un Mar Menor Vivo y Para la Recuperación de la Playa de Los Urrutias se concentran hoy ante la Asamblea Regional por la inacción y la irresponsabilidad de las administraciones públicas en la gestión de la laguna salada. EFE/Marcial Guillén

Recuperación 

Para alcanzar la recuperación, el IEO recomienda aplicar “soluciones basadas en la naturaleza, como por ejemplo, reparar cauces, reducir la erosión, incrementar la cobertura vegetal, y proteger y recuperar de humedales periféricos, entre otras soluciones.

En relación con posibles actuaciones en la laguna, el informe señala que las medidas de tipo paliativo, como incrementar los aportes de agua desde el Mediterráneo, no son una opción óptima para solucionar el problema, ya que no actúan sobre su origen y además podrían provocar efectos colaterales completamente indeseables en hábitats vulnerables del Mediterráneo adyacente.

Del mismo modo, las medidas dirigidas a oxigenar las aguas en caso de anoxia tampoco pueden ser consideradas soluciones óptimas a escala lagunar.

Estado real hábitats 

Para ello, el informe del IEO señala que la eficacia de las actuaciones que se pongan en marcha dependerán del estado real de los hábitats, comunidades y especies de la laguna, así como los de la franja adyacente del Mediterráneo, los humedales litorales de la laguna y otros espacios protegidos asociados al Mar Menor.

El IEO detalla que para conocer la evolución del ecosistema se han analizado parámetros como batimetría, tipos de fondo, composición de los sedimentos, campo térmico, material en suspensión, patrón de circulación lagunar, flujo de entrada/salida en el canal de El Estacio y tiempos de renovación lagunar.

Otras medidas estudiadas han sido respuestas del plancton, turbidez y praderas marinas, impacto de los episodios de DANA en el Mar Menor y situación de las poblaciones de Pinna nobilis (nacra). EFEverde

 

Te puede interesar:

El Gobierno no descontaminará el Mar Menor hasta que no cesen los vertidos




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com