CANARIAS ABEJAS

Recomiendan prohibir la apicultura en el Teide porque daña a la flora y la fauna

  • Se afirma en el estudio “Impacto de la introducción de la abeja doméstica en el Parque Nacional del Teide”

     

Recomiendan prohibir la apicultura en el Teide porque daña a la flora y la fauna Una abeja sobre una flor. EFE/BARBARA WALTON

EFEverde.- La simple acción de no permitir la apicultura en el Parque Nacional del Teide sería la medida de conservación más efectiva y rápida necesaria para neutralizar en un cien por cien el impacto ecológico que la apis mellifera o abeja doméstica genera en la flora y fauna del entorno.

Esta recomendación se hace en el estudio “Impacto de la introducción de la abeja doméstica (Apis mellifera, Apidae) en el Parque Nacional del Teide”, realizado por A. Valido, M.C. Rodríguez-Rodríguez y P. Jordano, del departamento de Ecología Integrativa de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC).

Se trata de un estudio en el que se resumen los principales resultados de trabajos realizados en los últimos quince años y en los que se alerta de las consecuencias que la explotación agropecuaria privada con abejas de la miel genera en el parque nacional del Teide, indica un comunicado de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET).

En las conclusiones los investigadores señalan que la extrema abundancia de apis mellifera, creada artificialmente por la instalación autorizada de colmenas, está afectando negativamente la estructura y la dinámica natural de la polinización en este ecosistema singular de alta montaña.

Añaden que la simple acción de no permitir a los apicultores el uso de este espacio natural público y protegido sería la medida de conservación más efectiva, rápida, y sin coste económico alguno, necesaria para neutralizar en un 100 % el impacto ecológico que está generando apis mellifera en la dinámica poblacional. El impacto se produce tanto en las plantas como en los polinizadores nativos.

Colmenas en primavera

Explican que la presencia de la abeja doméstica en el parque nacional  se debe única y exclusivamente a la trashumancia de colmenas realizada por un centenar de apicultores, y señalan que el número de colmenas que se registran en el área en primavera, -hasta 12.7 colmenas por kilómetro cuadrado-,  alcanza la mayor densidad de colonias registrada para toda África, Europa y Asia.

Dos abejas en un tajinaste.

Dos abejas en un tajinaste. EFE/Cristóbal García

Esos valores, afirman los investigadores, son además preocupantes si se tiene en cuenta que un elevado porcentaje de la biota (conjunto de flota y fauna de una región) del Parque Nacional  (61 % de la flora vascular y 45 % de la fauna invertebrada) es endémica del archipiélago canario, y hasta un 7 % es exclusiva del parque nacional.

Revisar la actividad apícola

La apicultura como actividad pecuaria está permitida ya que se considera “erróneamente” que favorece la polinización de las especies vegetales, contribuyendo con ello a la renovación de la cubierta vegetal y que no dan lugar al consumo de recursos naturales, agregan en las conclusiones del trabajo.

Los autores del estudio opinan que ese tipo de consideraciones deben ser revisadas en profundidad en pro de la conservación de la flora y fauna del Parque Nacional del Teide.

Recuerdan que hace decenios se prohibió otra práctica agropecuaria tradicional como el pastoreo, que afectaba de forma negativa a la biota del parque.

Explican que cada primavera se autoriza la introducción de unas 3.000 colmenas de abeja doméstica, lo que implica que unos 100 millones de abejas melíferas compiten por néctar y polen con la fauna polinizadora nativa (insectos, aves y lagartos) de ese ecosistema peculiar de alta montaña.

Si se tiene en cuenta que abeja es considerada como un polinizador poco eficaz,  su presencia masiva puede además incidir negativamente tanto en la producción de frutos y semillas como en la viabilidad de las semillas y el vigor de las plántulas, agregan.

Los investigadores señalan que los resultados de los estudios muestran que la diversidad de polinizadores disminuye sustancialmente tras la introducción de apis mellifera.

Además, se detecta una reducción significativa en la eficacia reproductiva de aquellas plantas (Echium wildpretii, Spartocytisus supranubius) frecuentemente visitadas por la abeja doméstica.

Por todo ello recomiendan eliminar por completo la presencia de colmenas en el interior del parque nacional del Teide con el fin de proteger su flora y fauna endémica. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies