ECONOMÍA CIRCULAR

Nuevo reciclaje de botellas PET favorece fabricación sostenible de neumáticos

Planta de recuperación de neumáticos que la empresa Valoriza Servicios Ambientales tiene en Chiloeches (Guadalajara). Foto: JJ Guillén (EFE) Planta de recuperación de neumáticos. EFE/ Foto: JJ Guillén

El reciclaje del plástico procedente de botellas PET sin los pasos químicos intermedios necesarios hasta ahora permitirá reemplazar el poliéster convencional de las carcasas de los neumáticos por uno más sostenible a partir de 2022, ha informado este jueves en un comunicado la empresa de neumáticos Continental.

Según la nota, este proceso de reconversión del plástico permitirá usar “más de 60 botellas de PET recicladas” para la fabricación del juego completo de neumáticos de un vehículo, frente a los 400 gramos de hilo de poliéster convencional que se emplean tradicionalmente, lo que “implica el ahorro de valiosos recursos en la fabricación de neumáticos”.

Para lograr ese resultado, primero se clasifican las botellas, a las que se les quitan los tapones y se limpian mecánicamente; posteriormente se trituran, funden y granulan; y finalmente se polimerizan en estado sólido y se realiza un proceso de hilado modificado.

Se trata de un nuevo método que permite hilar las fibras de poliéster sostenible sin tener que “descomponer previamente el material” como sucedía hasta ahora, ha afirmado en la nota el responsable de materiales, desarrollo de procesos e industrialización en el área de negocio de Neumáticos de Continental, Andreas Topp,

El comunicado aclara que, hasta ahora, el uso de PET convencional para la producción de neumáticos respondía a sus propiedades, que permitían a este material mantener su forma a pesar de cargas o temperaturas elevadas, garantizando la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Mismo rendimiento y calidad

Sin embargo, explican que los resultados de las pruebas de laboratorio han reflejado que las fibras de la nueva materia prima secundaría ofrecen “el mismo rendimiento y la misma calidad” que el poliéster convencional, puesto que “su resistencia a la rotura y su estabilidad térmica” son igual de estables y adecuadas.

Este avance supone “un paso más hacia la economía circular”, que la compañía pretende alcanzar por completo en 2050, fecha que señala como el límite para que sus neumáticos empleen un 100 % de materiales sostenibles. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com