CORONAVIRUS R.CHECA

Reabre el Zoo de Praga que muestra las especies exóticas nacidas en la cuarentena

tapir indio Unos niños con mascarillas observan el tapir indio Morse en el zoo de Praga. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Más de 130 crías de 40 especies, entre ellas un raro tapir índico, una hembra de elefante asiático y un alimoche sombrío, han nacido durante la cuarentena de más de seis semanas del parque zoológico de Praga, que ha reabierto este lunes como parte de un desconfinamiento progresivo.

El director del zoo, Miroslav Bobek, explicó a EFEverde que se mantendrá un flujo de visitantes de 150 personas por hectárea, lo que equivale a un máximo de 8.500 personas, cuando la media de los fines de semana era de 12.000 a 13.000 personas.

El parque ha estado cerrado desde el pasado 13 de marzo, una medida del conjunto de exigencias para evitar contagios por coronavirus, y se ha abierto este viernes en la fase de reactivación parcial de la economía y la vida social que ha comenzado en la República Checa.

Ahora no se podrán visitar  los pabellones cubiertos y también permanecen cerrados, por motivo veterinarios, la isla de los lemures y la zona de gorilas, así como las zonas de bancos y los restaurantes.

Además, el uso de la mascarilla es obligatorio, como también el mantener dos metros de distancia entre las personas.

“El cierre del parque durante las fiestas de Pascua ha supuesto, de momento, una pérdida de 1,2 millones de euros, y una pequeña parte lo vamos a recuperar con el programa de adopción y patrocinio de las nuevas crías nacidas estos días”, afirmó Bobek.

Primeros visitantes del reabierto zoo de Praga, tras el confinamiento. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

“Esperamos que el Ayuntamiento de Praga, del que dependemos, contribuya a enjugar las pérdidas ocasionadas por la crisis”, añadió el director.

De momento, ya se ha conseguido apoyo por valor de 68.000 euros para el citado programa, que permite a cualquiera seguir la evolución de los animales a través del canal del zoo en YouTube y luego apoyarlos como “padre adoptivo o con patrocinio” para contribuir a la crianza en cautividad o a su protección en la naturaleza.

El tapir Morse

La cría hembra de elefante índico, nacida durante el confinamiento, junto a su madre. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Uno de esos animales es Morse, un tapir índico macho nacido el 19 de abril y que este lunes, Día internacional del tapir y del Alfabeto Morse, recibió oficialmente su nombre.

El anuncio tuvo lugar con el telegrafiado al mundo entero de la noticia, sobre un animal raro del que quedan unos 2.500 ejemplares en el mundo, por lo que su especie está amenazada, y del que ya han nacido dos en cautividad en Praga.

El 27 de marzo vino al mundo una hembra de elefante índico que aún no tiene nombre, pero que será bautizada en cingalés, el idioma de la principal etnia de Sri Lanka, de donde procede la madre, Tamara.

Durante la cuarentena hubo un régimen especial en el que sólo trabajó físicamente un tercio del personal del zoo, mientras que el resto lo hizo por teletrabajo o quedó en reserva, sin que los equipos de cuidadores entraran en contacto entre ellos. EFEverde

 

Te puede interesasr:

El coronavirus o la soledad de los animales de un zoo

 




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com