Aumenta el racionamiento de agua en Honduras ante incendios y sequía

HONDURAS CLIMA

Aumenta el racionamiento de agua en la capital de Honduras ante incendios y sequía

Los incendios forestales y la sequía que afecta a Honduras ha vuelto más escasa el agua en importantes ciudades como Tegucigalpa, donde su población de 1,5 millones de habitantes está recibiendo el líquido cada nueve días desde el domingo.

Habitantes de barrios pobres en una zona alta del oeste de Tegucigalpa dijeron este lunes a Efe que la situación es “preocupante”, porque el racionamiento gradualmente ha pasado de siete a nueve días en los últimos tres meses.

Los racionamientos los fija el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), ente que el domingo anunció que la medida pasaría de ocho a nueve días.

A finales de 2019 el SANAA advirtió que la distribución incluso podría ser cada quince días hacia abril o mayo si no llueve, lo que según expertos del mismo organismo y la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) podría darse en la segunda quincena de junio.

Agua solo dos horas

En el barrio Australia, en una parte alta del extremo occidental de Tegucigalpa, Gloria Flores, ama de casa de unos 50 años, dijo a Efe que solo los miércoles les dan el agua, es decir, cada ocho días, desconociendo que a partir del domingo la recibirá cada nueve días.

“Por el verano dicen que uno tiene que economizar el agua, solo dos horas nos dan. Tenemos que soplar (apresurarse, cuando llega) a llenar el agua en la pila, los barriles, tenemos servicios que lavar y tenemos que tener agua”, añadió Flores, quien además mostró los pequeños depósitos de los que dispone para almacenarla.

En algunos barrios de la capital hondureña el agua llega por la noche por pocas horas, lo que obliga a los usuarios a tener que lavar la ropa tarde y atender otras necesidades que demandan del líquido, que además de escaso se ha encarecido. Son muchos los que se desvelan para asegurarse un poco del agua racionada.

La situación es “preocupante”

Carlos Madrid, directivo del Patronato de Juntas de Agua del Proyecto El Mogote, que abarca nueve barrios pobres en otro extremo de la capital hondureña, indicó a Efe que la situación que tienen las comunidades del sector “es la falta de agua, por los nuevos horarios que han puesto ahora”.

“Hoy nos informaron que anteriormente nos estaban dando el servicio cada siete días, pero ahora, por la cuestión que no ha llovido y las represas están bien bajas nos aumentaron a nueve días” el racionamiento, relató Madrid.

Agregó que están muy “preocupados porque algunas personas no tienen dónde guardar agua, algunas familias solo tienen una pilita, dos o tres barriles y no les ajusta para almacenar agua”.

Madrid vive en el barrio Israel Norte, donde esperaban que el agua les llegara pronto, pero según explicó en una reunión que celebraron con autoridades del sector se les “avisó que llegará hasta el miércoles”.

El directivo señaló además que de la carencia de agua en la capital se aprovechan los dueños de cisternas que venden caro el líquido, principalmente en barrios donde no llega el servicio del SANAA.

“Las cisternas llegan a veces a vender agua, pero se aprovechan del cliente, vienen vendiendo a 35 y hasta 50 lempiras” (entre 1,5 y 2 dólares), el barril, acotó.

Hay hogares que necesitan comprar cuatro barriles de agua por semana, lo que supone un gasto de 200 lempiras (unos ocho dólares), dinero que, según señaló Madrid, sirve para que una familia pobre coma un día.

Según fuentes del Instituto de Conservación Forestal, en lo que va de 2020 se han registrado alrededor de 50 incendios forestales, en su mayoría en la zona central, que han consumido más de 1.200 hectáreas de bosques. EFEverde

Te puede interesar:

Ante la sequía, algunos usos para fomentar el ahorro de agua

 

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com