AVES QUEBRANTAHUESOS

Keno y Joseph ponen el primer huevo de quebrantahuesos del año en Andalucía

Keno y Joseph ponen el primer huevo de quebrantahuesos del año en Andalucía Keno y Joseph ponen el primer huevo de quebrantahuesos del año en Andalucía. EFE/Junta de Andalucía

La pareja de quebrantahuesos  formada por Keno y Joseph son los protagonistas de la primera puesta del año en Andalucía, ha informado la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El primer huevo de la temporada ha sido puesto por la hembra Keno en el centro de cría en cautividad de la especie en Cazorla (Jaén), según informa en un comunicado la Consejería.

El personal del centro ha intensificado el proceso de vigilancia de la incubación de la pareja para asegurar al máximo su éxito reproductor, después de que la hembra pusiera el 7 de diciembre a las 11:30 horas el primer huevo de la temporada.

Ahora hay que esperar casi dos meses para saber si este huevo está embrionado o no.

Siete parejas reproductoras

El Centro de Cría de del Quebrantahuesos de Cazorla, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y gestionado por la Fundación Gypaetus, cuenta con siete parejas reproductoras: Cabús y Corba, Elías y Viola, Lázaro y Nava, Joseph y Keno, Andalucía y Salvia, Borosa y Toba además de Tranco y Sabina.

Junto a estas, hay otra integrada por ejemplares jóvenes que aún no se ha consolidado como pareja reproductora, pero que durante la temporada pasada ya mostró algún síntoma de emparejamiento.

Desde que comenzaron las cópulas el pasado mes de septiembre, los trabajos del personal dentro del recinto de jaulas se reducen al mínimo, intensificándose además el aporte de material de construcción para los nidos y la observación de las parejas.

El pasado año nacieron en estas instalaciones de Cazorla nueve pollos, de los que sobrevivieron ocho, de un total de 14 huevos puestos.

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos pretende conseguir una población autónoma y estable de la especie en la región mediante la liberación de jóvenes ejemplares por el sistema de la cría campestre.

Con el empleo de esta técnica, originalmente utilizada en cetrería, se persigue lograr que el ejemplar asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio inauguró en 1996 el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla, gestionado por la Fundación Gypateus, con el fin de establecer una población viable y autónoma a largo plazo de la especie.

Desde su puesta en marcha, han nacido en estas instalaciones un total de 86 pollos, de los cuales 76 sobrevivieron. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com