CRECIDA EBRO

La punta de la crecida del río Ebro se aproxima a Zaragoza con menos caudal del previsto

Varias personas cruzan por el Puente de Santiago de Zaragoza. EFE/Javier Belver

La punta de la crecida del río Ebro se aproxima a Zaragoza, adonde la Confederación Hidrográfica (CHE) prevé que llegue a media tarde de este martes con un caudal de unos 2.200 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,8 metros, por debajo de los 2.400 que se preveía inicialmente y de los 2.448 alcanzados en la avenida extraordinaria de 2015.

A las 13.00 horas el Ebro pasaba por Zaragoza con un caudal de 2.022 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,33 metros, según ha detallado la jefa de Hidrología de la CHE, María Luisa Moreno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado este martes Pradilla de Ebro, una de las localidades de la Ribera Alta aragonesa más afectadas por las inundaciones, y posteriormente tiene previsto viajar a Buñuel (Navarra) y Alfaro (La Rioja).

Sánchez ha reiterado en Pradilla la solidaridad y empatía del Gobierno de España con los vecinos de los municipios afectados y ha insistido en que este mismo viernes se aprobará en el Consejo de Ministros la declaración de zona catastrófica para las áreas que más han sufrido las inundaciones en Aragón, La Rioja y Navarra.

Ha recalcado el compromiso del gobierno que preside de poner “todos los resortes del Estado” para responder cuando antes a estos vecinos y tratar de paliar las consecuencias de la crecida, ha alabado la coordinación mostrada por las instituciones en Aragón y ha agradecido el trabajo de los equipos de Emergencia.

El rey Felipe VI ha telefoneado esta mañana al presidente de Aragón, Javier Lambán, para interesarse por la crecida del Ebro y transmitirle su solidaridad con los afectados por las inundaciones.

Punta de la crecida del río Ebro

En Zaragoza se espera la punta de la crecida a las 16.15 de esta tarde con unas previsiones que se han rebajado por parte de la CHE, según ha recordado el alcalde, Jorge Azcón, quien no obstante ha insistido en pedir prudencia a la población para que no se acerque al cauce y respete las zonas valladas.

No se han producido daños personales en la capital aragonesa, aunque los bomberos han tenido que rescatar esta mañana a dos personas que se habían adentrado en un camino del barrio rural de Monzalbarba con una furgoneta que ha quedado atascada en una zona inundada.

En la comarca de la Ribera Alta, por donde ya ha pasado la punta de la crecida, los bomberos de la Diputación de Zaragoza ayudan a los ganaderos a acceder a sus granjas de ovejas y terneros, tanto a pie como con embarcaciones, para que puedan dar de comer a sus animales una vez que el nivel del agua ha descendido en esa zona.

En Pradilla, la localidad que ha visitado el presidente del Gobierno aguas arriba de Zaragoza, la altura del Ebro este mediodía era de 8,15 metros, por debajo de los 9,14 metros de máxima que alcanzó ayer entre las 9.00 y las 11.00 horas de la mañana.

Esta tarde el Centro de Coordinación Operativa Integrada se va a trasladar desde Luceni, en la Ribera Alta, a Pina de Ebro, en la Baja, adonde el pico de la crecida se prevé que llegue mañana miércoles.

Comportamiento del río

Tras presidir esta reunión Lambán ha considerado, con cautela porque el comportamiento del río puede cambiar, que no va a ser necesario desalojar a los habitantes de Pina de Ebro, aunque será esta tarde cuando se tome la decisión definitiva siempre con la “prioridad absoluta” de preservar las vidas y los cascos urbanos.

Aun con menos agua, debido a la rebaja de las previsiones en el caudal del Ebro y a las bajas aportaciones del río Gállego (que desemboca en el límite sur del casco urbano de Zaragoza), los alcaldes de esta zona de la Ribera Baja están preocupados porque, según Lambán, se están produciendo problemas en algunas motas de contención.

Daños

Mientras, en La Rioja y Navarra ya se analizan los daños causados por la crecida.

En este sentido, según ha avanzado el ministro de Agricultura, Luis Planas, el Gobierno de España ha pedido un informe para evaluar los daños provocados por las inundaciones en las explotaciones agrícolas.

En Navarra, según la presidenta del gobierno foral, María Chivite, se han visto afectadas unas 12.000 hectáreas de cultivo, a lo que hay que sumar rotura de motas, afecciones en equipamientos como colegios o centros de salud y residencias y daños en infraestructuras.

Aunque ha dicho que habrá que esperar a que se retire el agua completamente, algo en lo que ha coincidido con Lambán, quien se ha comprometido con los alcaldes a visitar las zonas afectadas dentro de unos días para determinar también las actuaciones futuras y atenuar las consecuencias de unas riadas que se van a seguir produciendo “seguro”, según el presidente.

Por su parte, la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha insistido en que su Gobierno explora “todas las vías” de ayuda para los municipios afectados.

También ha hecho un llamamiento a los agricultores para que aseguren las cosechas para estar prevenidos ante estas situaciones. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com