PUEBLOS INDÍGENAS

La lucha contra el cambio climático de “los hijos de la naturaleza”

Indígenas del área de Nebaj (Guatemala). Archivo EFE/ Saúl Martínez

Natalia Molina Íñigo.- EFEverde.- “Somos un hijo de la naturaleza” y  “debemos honrarla más allá de su valor tangible” argumenta el coordinador en materia climática de la Federación Nepalí de las Nacionalidades Indígenas y miembro de la etnia rai, Tunga Bhadra Rai, con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemora este domingo.

“No vemos la naturaleza de forma aislada porque es una parte integral de nuestro ciclo de vida”, explica Bhadra Rai, quien añade que pueblos indígenas como el suyo mantienen “relaciones intrínsecas y múltiples con el entorno natural” que proceden “del conocimiento y de los valores transmitidos por las generaciones anteriores”.

Equilibrio entre el hombre y la naturaleza

Esta cosmovisión los impulsa a “honrar la naturaleza más allá de su valor tangible” y a generar un equilibrio que “cuide del medioambiente” por medio de una gestión y una adaptación sostenible, según detalla a EFEverde este miembro de la etnia rai.

Una indígena nepalesa vestida con su traje y abalorios tradicionales. EFE/Narendra Shrestha

“El cambio climático no es solo un tema científico”, defiende Bhadra Rai, para quien este fenómeno “se acerca más a la antropología” por el vínculo que se establece “entre el ser humano, la cultura y la naturaleza”.

La crisis climática “está sucediendo debido a una explotación antropogénica del medioambiente” y para combatirla se debe “lidiar con diversas fuerzas y factores del ser humano, incluidos los negocios, la economía, la política, la cultura y el cosmos”, insiste.

Bhadra Rai describe como su cultura es “adoradora de la naturaleza y de sus criaturas”, su sociedad vive “de una agricultura de subsistencia, de la artesanía, la cría de animales y las prácticas curativas dependientes del medioambiente” y su gobernanza “es comunitaria y está contextualizada con el entorno”.

“Una vez que el medioambiente se ve afectado, todas nuestras formas de vida se ven dañadas y nos empuja al borde de la explotación y la marginación” ya que si son desplazados de su tierra ancestral se convierten en personas “más vulnerables” que tienen que “cambiar su ocupación y luchar duro para competir y aprender cosas nuevas en lugares nuevos”, expone Bhadra Rai.

Protectores del medioambiente

“Los pueblos indígenas son administradores esenciales del medioambiente”, advierte a EFEverde la asesora política especializada en el área de Cambio climático de la organización sin ánimo de lucro Grupo de Trabajo Internacional para Asuntos Indígenas (IWGIA, por sus siglas en inglés), Laerke Marie Lund Petersen.

“Constituyen solo el 6 % de la población mundial, pero el 80 % de la biodiversidad del planeta se encuentra en las tierras y territorios de los pueblos indígenas”, detalla la experta.

Foto de una indígena panameña que vende artesanías.  EFE/Bienvenido Velasco

“La correlación entre la tenencia segura de la tierra indígena y los resultados positivos de la conservación es bien conocida”, añade Lund Petersen, quien destaca que, sin embargo, a nivel mundial, la mayoría de las comunidades indígenas no tienen títulos formales sobre sus tierras.

Esta carencia representa “un desafío para garantizar el respeto de los derechos de los pueblos indígenas” al desarrollar e implementar acciones climáticas globales que resulten “eficaces, eficientes y equitativas”, remarca Lund Petersen.

A pesar de su gestión ambiental sostenible, los pueblos indígenas no solo se ven afectados “de manera desproporcionada por el cambio climático”, sino también “por los esfuerzos de mitigación y adaptación de arriba hacia abajo en sus territorios”.

Violación de sus derechos

“Hay varios ejemplos en África, Asia, América Latina y el Ártico sobre cómo proyectos de energía renovable” que pretenden “paliar el cambio climático y contribuir a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París” han tenido “un impacto negativo significativo en los pueblos indígenas y el medioambiente”, lamenta Lund Petersen.

En estos casos se han producido “violaciones de los derechos de estas comunidades” por parte de “los Estados, el sector privado u organizaciones conservacionistas”, así como ha existido “una falta de consentimiento libre, previo e informado”, reitera Lund Petersen.

Por ello, considera que a pesar de los avances de los últimos años aún es un reto “lograr que las voces y la influencia de los pueblos indígenas participen en las negociaciones climáticas y obtengan un espacio real para expresar sus preocupaciones y la consideración de sus derechos”.

Lund Petersen concluye deseando que el apoyo para dar mayor relevancia a “los pueblos indígenas como comunidades distintas” se incremente ya que sería beneficioso para “la biodiversidad, la cohesión sociocultural y la dignidad humana”. EFEverde

Te puede interesar:

Mujer, madre e indígena: la brigadista que combate el fuego en la Amazonía

 

 

 




Secciones: